Preparemos las maletas - ImparcialRD

Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo


Últimas Noticias

Post arriba

Publicar anuncio superior

Videos en You Tube

Preparemos las maletas



FUNDACIÓN SALESIANA DON BOSCO

Luis Rosario

Vamos de viaje. Estamos comenzando a recorrer un nuevo año y es necesario preparar la maleta. Hacemos el propósito de llevar lo estrictamente necesario, para ir ligeros de equipaje.

Al preparar la maleta no podemos permitir que nos introduzcan elementos que perturben la existencia. A nada extraño debemos dar cabida.

Somos responsables de que el viaje sea exitoso.

Para el viaje del año que comienza la primera cosa que vamos a poner en la maleta es la RAZÓN; es un artículo indispensable para que el camino sea armonioso y no haya ningún tipo de tropiezo.

Si nos olvidamos de integrar al equipaje la razón la vamos a pasar mal, el viaje estará lleno de errores y perderemos el camino adecuado que nos lleve a la meta trazada.

Olvidémonos de los disparates y tonterías con las que emprendemos generalmente nuestros viajes; dejemos las estupideces que hemos cargado el pasado año, que nos han hecho la vida insoportable a nosotros y a los que nos rodean.

Lo repito: estemos bien atentos a no olvidar la razón, de lo contrario el año que inicia será un viaje de irracionalidad permanente, de meteduras de pata, de conflictos, violencia, peleas, discusiones estériles y tantas otras formas inadecuadas de conducta.

Aunque no lo creamos, poner la razón en la maleta y llevarla en el viaje es más importante que las tarjetas de crédito, el dinero efectivo y otras cosas que pueden ser de ayuda, pero que no son las que nos permitirán ser felices al seguir el camino adecuado.

La segunda cosa que tenemos que introducir en la maleta y de la que no podemos olvidarnos es el AMOR. Como necesitamos combustible para poner en movimiento el vehículo, así es indispensable el amor para caminar por la vida hacia la meta deseada.

Y como el combustible del vehículo debe ser de calidad para viajar sin problemas, así tiene que ser el amor: puro, servicial, sin envidia ni orgullo, que no tome en cuenta el mal ni se alegre de la injusticia, tolerante, justo, solidario, bondadoso y amable.


Puntos de vista miércoles, 02 de enero de 2019
FUNDACIÓN SALESIANA DON BOSCO
Preparemos las maletas

Luis Rosario

Vamos de viaje. Estamos comenzando a recorrer un nuevo año y es necesario preparar la maleta. Hacemos el propósito de llevar lo estrictamente necesario, para ir ligeros de equipaje.

Al preparar la maleta no podemos permitir que nos introduzcan elementos que perturben la existencia. A nada extraño debemos dar cabida.

Somos responsables de que el viaje sea exitoso.

Para el viaje del año que comienza la primera cosa que vamos a poner en la maleta es la RAZÓN; es un artículo indispensable para que el camino sea armonioso y no haya ningún tipo de tropiezo.

Si nos olvidamos de integrar al equipaje la razón la vamos a pasar mal, el viaje estará lleno de errores y perderemos el camino adecuado que nos lleve a la meta trazada.

Olvidémonos de los disparates y tonterías con las que emprendemos generalmente nuestros viajes; dejemos las estupideces que hemos cargado el pasado año, que nos han hecho la vida insoportable a nosotros y a los que nos rodean.
Lo repito: estemos bien atentos a no olvidar la razón, de lo contrario el año que inicia será un viaje de irracionalidad permanente, de meteduras de pata, de conflictos, violencia, peleas, discusiones estériles y tantas otras formas inadecuadas de conducta.

Aunque no lo creamos, poner la razón en la maleta y llevarla en el viaje es más importante que las tarjetas de crédito, el dinero efectivo y otras cosas que pueden ser de ayuda, pero que no son las que nos permitirán ser felices al seguir el camino adecuado.

La segunda cosa que tenemos que introducir en la maleta y de la que no podemos olvidarnos es el AMOR. Como necesitamos combustible para poner en movimiento el vehículo, así es indispensable el amor para caminar por la vida hacia la meta deseada.

Y como el combustible del vehículo debe ser de calidad para viajar sin problemas, así tiene que ser el amor: puro, servicial, sin envidia ni orgullo, que no tome en cuenta el mal ni se alegre de la injusticia, tolerante, justo, solidario, bondadoso y amable.

Más en Inicio

Finalmente no debemos olvidarnos de poner en la maleta la FE. No le demos vuelta al asunto: sin Dios no se puede realizar el viaje de la vida en forma alegre y segura.

Sin Él caminamos, pero sin saber a dónde nos dirigimos.

Y quien no sabe a dónde va, ya llegó: a ningún lado.

Todo cambia y también nuestra vida debe cambiar en este nuevo año. Sólo podemos ser mejores si cada paso que demos de ahora en adelante está guiado por estas tres leyes que organizan la vida: la razón, el amor y la fe. Prepara tu maleta y no te olvides de ninguna de las tres. 


https://www.imparcialrd.do

Post Top Ad final foto