Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

Bolivia envía nota de protesta a España tras incidente en la sede diplomática de México en La Paz


Las relaciones entre Bolivia y España se fracturan luego de que el gobierno interino Jeanine Áñez acusara al cuerpo diplomático español de violar la soberanía boliviana.

Bolivia acusa a España de haber intentado ingresar a la sede diplomática de México en La Paz, acompañada de hombres encapuchados y armados el pasado viernes. La cancillería presentó una nota de protesta al ministerio de Asuntos Exteriores del país europeo.


"La incomprensión de algunos gobiernos, que guiados por compromisos ideológicos y sin entender aspectos sustanciales inherentes a nuestra realidad nacional, comenten actos de injerencia directa", dijo Karen Longaric, la ministra interina de Exteriores de Bolivia, quien se refirió a los hechos como un atropello que "afectan profundamente a la dignidad y la soberanía del Estado boliviano".

El Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia a nombre del Gobierno y pueblo boliviano, tiene el deber de denunciar ante la opinión pública y la Comunidad Internacional, que hoy viernes 27 de diciembre en horas de la mañana, personas que han sido identificadas como funcionarios de la Embajada de España en Bolivia, acompañadas por personas con el rostro cubierto, intentaron ingresar de forma subrepticia y clandestina a la residencia diplomática de México en La Paz.
Extracto del comunicado 
Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia

A pesar del impase, el Gobierno de Áñez asegura que el incidente no pasó a mayores aunque "los hechos son evidentes".

Bolivia y México mantiene una constante tensión diplomática desde que Evo Morales fue acogido en el país norteamericano, tras renunciar al poder el pasado noviembre ante señalamientos de haber cometido fraude en los últimos comicios.


México acusa a Bolivia de asediar sus sedes diplomáticas en La Paz, mientras que el Gobierno interino del país andino denuncia que el gobierno de López Obrador acogea alrededor de una decena de personas a las que el Gobierno interino de Bolivia acusó ante la Justicia de distintos delitos, entre ellas varios exministros de la administración de Morales procesados por acusaciones como terrorismo.