Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

El FIDA y Túnez invierten en la mejora de los medios de vida de las familias pobres de las zonas rurales


Roma.– El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) anunció su apoyo a un nuevo proyecto que tiene por objeto reducir la pobreza rural en la región de Kairuán, una de las más desfavorecidas del país.

Al menos 16 800 familias tunecinas muy vulnerables se beneficiarán de actividades encaminadas a mejorar sus condiciones de vida, sus ingresos y su resiliencia al cambio climático.

En Túnez, si bien la tasa de pobreza se redujo del 20 % en 2010 al 15 % en 2018, aún existen importantes desigualdades: en las zonas urbanas la tasa de pobreza es del 10 %, frente a un promedio del 26 % en las zonas rurales. En la región de Kairuán, en el centro‑oeste, vive casi el 35 % de las personas pobres vulnerables del país.

Al igual que muchos países en desarrollo, Túnez también está experimentando los efectos del cambio climático con el aumento de las temperaturas y la disminución de las precipitaciones medias. Esto está afectando al sector agrícola, dominado por la arboricultura, especialmente de olivos, los cultivos de cereales y la cría de ganado.

El convenio de financiación del Proyecto de Solidaridad Social y Económica fue firmado hoy por el Sr. Donal Brown, Vicepresidente Adjunto del Departamento de Administración de Programas del FIDA y el Excmo. Sr. Samir Taïeb, Ministro de Agricultura, Recursos Hídricos y Pesca de la República de Túnez en Italia.

Este proyecto de USD 51,2 millones tendrá como objetivo mejorar la resiliencia y los medios de vida de los productores rurales y ayudar a Túnez a alcanzar varios Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en particular la erradicación de la pobreza extrema y el hambre (ODS 1 y 2).

La financiación incluye un préstamo de USD 23,1 millones y una donación de USD 0,7 millones del FIDA y una donación de USD 9,2 millones del Fondo de Adaptación. Además, el Gobierno de Túnez aportará USD 15,8 millones, la Unión Tunecina de Solidaridad Social, USD 0,6 millones y los propios beneficiarios, USD 1,7 millones.

“El proyecto está diseñado para probar a escala real el enfoque destinado a ayudar a las familias vulnerables que ya reciben asistencia del Gobierno a dejar de recibir apoyo financiero, así como para evaluar en qué medida contribuirá a la movilidad económica y social de esas familias”, afirmó Philippe Rémy, Director en el País para Túnez. “En resumen, mediante este proyecto se sacará a esas familias de la pobreza extrema para que pasen a tener medios de vida sostenibles.”

Se apoyará la integración de los pequeños agricultores en la economía en general y se ayudará a las familias vulnerables a adaptarse al cambio climático. Se rehabilitarán las redes de abastecimiento de agua para mejorar el acceso al agua potable y aumentar los recursos hídricos agrícolas con mejores sistemas de recogida de agua de lluvia.

En el marco del proyecto también se impartirán a las familias pobres educación nutricional y financiera y cursos de alfabetización básica. Además de fortalecer las actividades generadoras de ingresos, se conectará a los pequeños productores con los agentes privados de las cadenas de valor. Al menos la mitad de los beneficiarios del proyecto serán mujeres y el 30 % jóvenes.

Desde 1980, el FIDA ha invertido más de USD 215,6 millones en 14 programas y proyectos de desarrollo rural en Túnez, por un valor total de casi USD 504,3 millones. Estas intervenciones han beneficiado directamente a 142 650 familias rurales.


https://www.imparcialrd.do