Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

A Girl Called Eddy estrena nuevo single digital



Girl Called Eddy




Tras 15 años de silencio discográfico, A Girl Called Eddy nos sorprendía a principios de este año con su nuevo álbum en solitario, ‘Been Around‘, y el reencuentro entre artista, crítica y público ha sido de lo más especial a lo largo de todo el mundo, convirtiéndose incluso en uno de los eventos musicales del año. 

La elegancia, los arreglos, el carisma de la voz de Erin Moran en ‘Been Around‘ han sido bazas incontestables, que se vuelven a poner en juego en su último Single Digital, ‘Big Mouth’, una de las canciones más aclamadas del álbum. Un tema muy dulce y sincero repleto de silencios, que va perdiendo timidez de una forma distinguida abriéndose en uno de esos estribillos que emparentan a Erin Moran con Carole King o Joni Mitchell. Porque lo suyo huele a clásico, a música impermeable al paso del tiempo, de la que cala muy dentro y no abandona.

Y para acompañar este lanzamiento, A Girl Called Eddy nos sorprende con un videoclip realizado por Tom Gagnaire, utilizando una técnica similar a la que usó para el videoclip de ‘Talk To Me’ de The Last Detail. Buscando el efecto de cámaras del estilo de la Panasonic NV – M5EP, aparato de los 80 que grababa en cinta y que satura y distorsiona los colores, Tom plantea un tratamiento impresionista (por momentos surrealista) de una historia llena de simbolismos, con unos protagonistas que portan sus propias proclamas vitales en largos carteles de madera y cartón que llevan allá donde van.

Una combinación exquisita entre imagen y sonido. Una delicia audiovisual que retrata la canción a la perfección, y que refuerza la idea de que un gran disco es a su vez el punto de partida de otra serie de grandes obras. 

Y mientras, seguimos disfrutando de ‘Been Around‘, un magnífico conjunto de canciones que suenan a Laura Nyro, Van Morrison, Steely Dan o Prefab Sprout, trayendo su esencia a un siglo XXI necesitado de su espíritu, su elegancia y su inspiración atemporal.

DVR: