Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

Chucho – Corazón Roto y Brillante (Intromúsica)





“Fuiste para mí la ambulancia y el dolor, de ser salvado al fin y luego atropellado” canta Fernando Alfaro con su personal y distintivo estilo, en una de las nuevas canciones de Chucho, en la que resume perfectamente el trasfondo de este Corazón Roto y Brillante; disco doliente y esperanzado a partes iguales, en el que asistiremos a la historia de una ruptura amorosa, encarnada en Pere y María, protagonistas del libro que acompaña al álbum y que hemos publicado en esta casa.


El sucesor de Los Años Luz (2016) es una obra conceptual, algo poco habitual en la discografía del artista que hace más de tres décadas con Surfin’ Bichos, apuntaló los cimientos de esa música independiente que tanto le debe. Doce fogonazos ondulantes en los que el trío de Albacete muestra un rico crisol de influencias que van desde la new wave al soul, sin dejar a un lado los sintetizadores o las guitarras rockabillys. Quizá la muestra más ecléctica y accesible que nos hayan presentado desde que debutaran con ese lejano EP (1995) del perruzo en la portada.


Desde la apertura con la enérgica “Corazón roto y brillante”, las cartas quedan sobre la mesa y la historia comienza a hilarse y entrelazarse, como solo la pluma de Alfaro es capaz de regalarnos en cada entrega. Capaz de crear curiosos paralelismos, como los que unen a la luna con los lunares en esa “Sombra lunar”, sostenida sobre un armazón casi surfero. “La ambulancia y el dolor” arranca como un tonada de soul juguetón y poco a poco va desgarrándonos por dentro, como ocurre en la guitarrera “Yoga love” y su “lo que llegué a retorcerme por amor”. 


Pasan del pop luminoso en la melancólica “La carretera de la costa”, al psicobilly marciano de esa joya que es “Hoamm”, que colocamos en el podio junto a la escocida y desarmante “Agente Sebso” y la oscura y fantasmal “Otra ciudad”. Y tampoco olvidamos el poso bluesero de “La feria animal”, la declaración de intenciones de “Espalda brillante” (“Ya no será lo mismo, ya nunca nada será igual. No voy a perdonarte nunca jamás, lo sabes, ¿verdad?”) o la apesadumbrada dulzura de “Agujetas”.


La nueva entrega de Chucho desborda amor, desconsuelo y esperanza, a partes iguales y nos los devuelve tan en forma, como siempre han estado.


Escucha Chucho – Corazón Roto y Brillante