Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD


En una nota policial:

Santo Domingo, RD.- La Policía Nacional revela resultados de investigación de estructura criminal que protagonizó tiroteos contra unidades policiales en el sector Capotillo

En la lucha por preservar la seguridad ciudadana y la convivencia pacífica en el territorio nacional, se han realizado una investigación relacionada a la identificación de un grupo del Crimen Organizado, dedicados al sicariato, compra y distribución de armas de fuego ilegales, al igual que drogas, así como también al cobro compulsivo, producto de actividades del narcotráfico.


Las pesquisas fueron efectuadas por la Dirección General de la Policía Nacional, en esta ocasión representada por la Dirección Central de Investigación (DICRIM) y con el apoyo del Departamento de Investigaciones de Crímenes y Delitos Contra las Personas (Homicidios) y la Dirección Central Antinarcóticos (DICAN), en coordinación con la Fiscalía del Distrito Nacional.


Se recuerda que el pasado 21 de mayo se hizo viral en las distintas redes sociales un video se pudo observar un grupo de antisociales del sector Capotillo, Distrito Nacional, con armas de fuego de distintos calibres en sus manos, quienes realizaron múltiples disparos al aire.


Con esta acción, esos individuos causaron revuelo e intranquilidad en el citado sector y a nivel nacional, pues lo que hacían estaba fuera de la normalidad, en contra de la seguridad ciudadana y la convivencia pacífica que a diario la institución del orden mantiene a nivel nacional.


Inicio de pesquisas


Continuando con el proceso de dicha investigación, fueron identificados por los organismos de Prevención, Inteligencia e Investigación de la Policía Nacional, a cada uno de los integrantes del grupo criminal que en fecha 21/05/2020, arremetieron en contra de una patrulla policial, realizando múltiples disparos, portando armas de fuego y quemando neumáticos, lo que quedó evidenciado en el citado video que se hizo viral.


Durante ese incidente resultó herido en la frente el sargento policial Lugo de la Rosa, en momentos que desaprensivos lanzaron piedras y botellas contra las patrullas.


El cabecilla del citado grupo delictivo es Wellington Bernardino Rodríguez Miranda (a) Buche, quien, ante el constante asedio policial, se entregó a las autoridades a través de representantes de los Derechos Humanos; mientras que Amín Abel Rodríguez Miranda y Wildy Jael Rosario de la Cruz (a) Nano o Búfalo, Juan José Severino (a) Juanjito, Carlos David Santana Montero (a) Vivita, y los apodados “Guachate o Guanchinter”, “El Menor” y “Ricky”, fueron capturados durante diversos operativos.
Cabe destacar que cada uno de los anteriormente mencionados, además de ser debidamente identificados, mediante el proceso de investigación lograron ser debidamente individualizados en el video donde se les observa disparando en la vía pública.


De igual modo, los policías adscritos a la Policía Científica, tras disparar la pistola marca Ruger calibre 9mm, la cual había sido dejada abandonada por elementos, aún sin identificar, en el sector Capotillo, determinaron que ésta coincide con los casquillos colectados en 10 casos que incluyen homicidios y heridas de bala, ocurridos entre los años 2013 y 2014 en los sectores La Zurza, Capotillo y La Puya de Arroyo Hondo. 


En resumen, la citada arma de fuego fue utilizada en los incidentes donde resultaron muertos Benito Flores Alevante, Reimy Rivera, Miguel Lorenzo (a) Yojani, Doroteo Paredes Ramos y Nadel Ernesto Meléndez Ramírez.
En tanto que los heridos son Fiordaliza Mordan Solís, Amarfi Alejandra Serrano, Francisco Javier González Cruz, Fausto Sánchez Encarnación, Aurelio Cabral de la Rosa, Marino Abreu Taveras (a) Daniel, Luis Alfredo batista Estrella (a) Quiquito o el Sucio, el haitiano Semetal Avistal, y Javier Rodríguez Peñaló (a) Guevo Bolo.


La Policía Nacional informa que se continúa el proceso de investigación para identificar y apresar a otros miembros de esta estructura criminal que busca empañar la convivencia pacífica y alterar el orden público.