Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

Punta Catalina: Una conquista del pueblo dominicano



República Dominicana lleva un ritmo de crecimiento, estabilidad económica y social, líder en toda América Latina. 

Este crecimiento de los dominicanos demandaba un aumento en la producción y un cambio de la matriz energética nacional para tener más electricidad, a menor precio y que mejorase las finanzas del sector eléctrico, sin dañar el medioambiente.

La Central Termoeléctrica Punta Catalina cambia la forma que producimos electricidad en nuestro país. 

Diseñada, y su construcción supervisada, por la centenaria empresa norteamericana Stanley Consultants, consta de dos generadores de 376 megawatts que funcionan a base de carbón mineral. Trabajando a capacidad máxima producirán más de 752 MW brutos de electricidad. Esto le permitirá suplir entre un 30 y 35% de la electricidad actual servida por el Sistema Eléctrico Nacional Interconectado, a un costo inferior al producido con derivados del petróleo.

La moderna planta fue diseñada para cumplir con todas las exigencias internacionales de cuidado al medio ambiente.

Punta Catalina tendrá ventas de 500 millones de dólares al año. Además de generar beneficios antes de intereses e impuestos estimados en 250 millones. 

En solo unos años Punta Catalina se pagará sola.

La terminal portuaria de la planta, de más de 1,600 metros de largo, está preparada para recibir el carbón directamente de los buques. El carbón es transportado en ductos cerrados, de forma automatizada y sin la intervención de manos humanas.

Con una capacidad de almacenamiento de 200,000 toneladas de carbón, la Central Termoeléctrica Punta Catalina puede funcionar a toda capacidad durante más de 30 días sin re-abastecerse.

La planta usa agua del mar para enfriamiento. Agua que es devuelta a temperatura adecuada mediante canales abiertos para enfriarla y tubos mar adentro para distribuirla, sin afectar el ecosistema marino.

Su chimenea cuenta con filtros especiales que controlan la emisión de gases que genera el carbón mineral.

Uno de los grandes beneficios de Punta Catalina es que resulta menos contaminante que las plantas tradicionales a base de petróleo y carbón que operan actualmente en República Dominicana.

El funcionamiento de la planta, operada por dominicanos, es supervisado por asesores internacionales que garantizan su correcto funcionamiento.

Vivimos en un país más grande y mejor al que teníamos hace 8 años.

La Central Termoeléctrica Punta Catalina es la planta eléctrica para el país que somos hoy y queremos ser. 

Eficiente, de calidad mundial y rentable, Punta Catalina, con sus 752 MW, es una conquista inmensa del pueblo dominicano.


DVR: