Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

COVID, gimnasios, hambre en América Latina, turismo



La mayoría de países del mundo no reaccionaron con fuerza ante la declaración de la emergencia de COVID-19 en enero pasado, la OMS asegura que los gimnasios pueden abrirse si la transmisión comunitaria es baja, el hambre aumenta en América Latina por la pandemia, y la industria del turismo enfrenta pérdidas millonarias.

El mundo no reaccionó a tiempo y con la fuerza que se necesitaba contra el COVID-19

El mundo no reaccionó lo suficientemente rápido cuando la Organización Mundial de la Salud anunció la Emergencia Sanitaria de Preocupación Internacional por el COVID-19 el 31 de enero, aseguró el director de emergencias de la OMS este miércoles.

En una conversación en las redes sociales de la Organización, Michael Ryan dijo que se debe revisar por qué el mundo no reaccionó con fuerza ante la declaración, que era una llamada clara a la acción.

“Es esencialmente decirle al mundo: “esto es una emergencia, pero le estamos dando un estatus completamente diferente, estamos diciendo que colectivamente esto representa una amenaza para el mundo. Esto debería haber generado una respuesta masiva, y en este caso lo vimos de algún modo, pero tengo que decir que la respuesta general fue menos de lo que debió ser”.

Ryan agregó que hay que revisar si se perdió tiempo para escalar la respuesta en ese punto.

“Teníamos menos de cien casos fuera de China y ninguna muerte, y miren donde estamos ahora. Tenemos que identificar las oportunidades que se perdieron para contener la enfermedad”, enfatizó.

Ryan explicó que mucho de lo contenido en el Reglamento Sanitario Internacional desde antes del COVID-19 tiene que ver con prevención, y que hay compromisos ya establecidos de cada país para mejorar sus sistemas.

“Otra lección de esta pandemia es que no todos los países estaban listos, de hecho, muy pocos países estaban listos para lidiar con esta escala de la emergencia. Cuando esto termine tenemos que sentarnos y no solo mirar cómo coordinamos internacionalmente, sino también cómo se prepararon los gobiernos. Pasamos mucho tiempo protegiendo las fronteras de invasores, pero tal vez tendríamos que pasar más tiempo protegiendo nuestros sistemas de salud contra las pandemias”, dijo.

Preguntado por la apertura de los gimnasios, el experto de la Organización Mundial de la Salud respondió que en los lugares donde haya un alto nivel de transmisión comunitaria es recomendable que se mantengan cerrados.

“Al virus le gusta la gente. En este caso la gente se mezcla en un ambiente cerrado, particularmente están haciendo una actividad que produce gotas de secreción, como respirar rápido, gritar etc. En esta pandemia los gimnasios han demostrado tener altos niveles de transmisión. Pero si no hay enfermedad en la comunidad, el gimnasio es seguro”, añadió Michael Ryan.

Ryan señaló que el riesgo de los gimnasios, así como el de las escuelas y otros lugares depende de la comunidad, por lo que suprimir la transmisión es imprescindible. Además, mencionó que los dueños de los gimnasios ya saben cómo manejar los riesgos, por lo que confía en que puedan manejar otras medidas de prevención respecto al coronavirus.

“Si yo estuviera en una situación de alta transmisión comunitaria los mantendría cerrados. Pero cuando comiencen a abrir deben hacerlo también de manera gradual y controlada. Los gimnasios no son más peligrosos que cualquier otro lugar en el que nos reunamos sin mascarilla, pero creo que con profesionalismo y responsabilidad individual pueden manejarse”, apuntó.