Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

Especial Björk: 25 años de ‘Post’, su disco perfecto




Desde hace bastante tiempo, la genialidad de Björk trasciende etiquetas, estilos y cualquier tipo de encasillamiento. La islandesa lleva toda una vida dedicada a la música, desde que con tan solo 12 años editara su primer disco. Y así hasta nuestros días, que se encuentra preparando el que será sucesor de Utopia (2017), en el que exploraba “la búsqueda de la utopía y de estar enamorada“.

Su salto a la escena internacional llegó con Sugarcubes y su fantástico disco de debut Life´s Too Good (1988) que incluía canciones como la recordada “Birthday”. Sus dos entregas posteriores, Here Today, Tomorrow Next Week! (1989) y Stick Around for Joy (1992) fueron menos inspiradas y aunque dejaron alguna que otra perla (¿Quién no recuerda “Regina”, “Hit” o “Happy Nurse”?), después de su tercer disco se produjo la disolución de la banda.

Y entonces llegó Debut (1993), disco grabado en Londres con la inestimable ayuda de Nelle Hooper donde reorientó su carrera hacia los sintetizadores y los nuevos sonidos, consiguiendo una puesta de largo que conseguía acompañar a su personal e inconfundible voz con acertados arreglos electrónicos. 

Hits de la talla de “Human Behaviour”, “Big Time Sensuality” o “Venus As A Boy” y un carácter que a pesar de lo innovador resultaba totalmente atemporal, hicieron de ella uno de los nuevos iconos del momento.

La influencia de Björk es clave para entender la evolución de la música de los 90 y años posteriores, espejo en el que multitud de bandas han intentado reflejarse sin conseguir acercársele. No solo por su debut, sino por su siguiente lanzamiento, ese Post (1995) del que se cumplen 25 años. Hablamos de su pieza maestra, que iba varios pasos más allá que Debut (1993), siendo más ecléctico y completo, marcando el camino del pop electrónico de la época y configurando esa obra que trasciende con el paso de los años. 

Ahí estaban figuras trascendentales como Nellee Hooper, Tricky, Graham Massey (808 State) y Howie B para dotar a esas once nuevas composiciones, del envoltorio más adecuado.

La contundente apertura de “Army Of Me”, primer single de adelanto, dejó claras las intenciones de la artista, que presentaba su nuevo álbum con una inicio arrollador, que sonaba contemporáneo y a la vez, miraba al futuro, acompañado de una letra demoledora: “¡Y si te quejas una vez más, te encontrarás con uno de mis ejércitos!”. Le seguía una canción hiperperfecta, esa “Hyperballad” que en cuanto a estructura, sentimiento, atmósfera y belleza, estaba a eones luz de lo que cualquier coetáneo de la Guðmundsdóttir pudiera soñar.


Video de cortesía: