Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

La Policía haitiana dispersa por la fuerza una protesta contra la violencia



"No vivimos como los humanos, por eso estamos tomando las calles", dijo un joven manifestante a Efe que no se quiso identificar.


EFE

Puerto Príncipe


La Policía haitiana dispersó con gases lacrimógenosy disparos al aire una manifestación organizada este lunes en calles de Puerto Príncipe por decenas de ciudadanos para protestar contra la inseguridad creciente en el país.

Los manifestantes se concentraron frente al Ministerio de Justicia y Seguridad, situado a pocos metros del Palacio Nacional, donde corearon consignas contra el Gobierno del presidente Jovenel Moise y contra la Policía, a la que acusaron de apoyar a bandas armadas.

"No vivimos como los humanos, por eso estamos tomando las calles", dijo un joven manifestante a Efe que no se quiso identificar.

Hace dos semanas, dos organizaciones de Derechos Humanos acusaron a las autoridades del país de proteger y suministrar armas y vehículos a varias bandas, que han perpetrado ataques en barriadas populares.

En una de las matanzas recientes más notorias, perpetrada en el barrio de Bel Air de la capital el pasado noviembre, murieron al menos tres personas, otras seis resultaron heridas y cerca de 30 viviendas fueron incendiadas en una serie de ataques que se prolongaron tres días.

La masacre fue perpetrada por una banda armada dirigida por el expolicía Jimmy Cherizier, en connivencia con al menos tres policías en activo y sin que las autoridades haitianas hicieran nada para evitarla, según indica un informe divulgado por la oficina de la ONU en el país.

Al margen de por la cuestión de la violencia, en la protesta de hoy los manifestantes protestaron por la creciente inseguridad alimentaria y por otras políticas gubernamentales.

"Los decretos no curan el hambre", "Debemos vivir como seres humanos", "Abajo la inseguridad", "Cada haitiano cuenta", "No hay libertad sin bienestar", se podía leer en varias pancartas de los manifestantes, que eran en su mayoría jóvenes.

En la protesta, algunos activistas prendieron fuego a unos neumáticos, causando leves daños a un automóvil de la Policía.

Posteriormente, los policías de la unidad de la Compañía para el Mantenimiento del Orden (CIMO) y la Dirección Central de la Policía Judicial (DCPJ) dispersaron la manifestación usando gases lacrimógenos y disparando al aire de munición real.

Esta es la segunda manifestación que organiza en una semana el colectivo Nou Pap Dómi, un grupo de jóvenes activistas que se moviliza para luchar contra la corrupción.