Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

Los «autos voladores» de Israel le piden pista al futuro



CityHawk, el "auto volador" creado por Urban Aeronautics. Foto cortesía.


Urban Aeronautics adapta su dron no tripulado Cormorant para convertirlo en una especie de "Uber del aire". Los servicios de emergencia, atentos.

El sueño de muchos niños de pilotar autos voladores como el de George Jetson (Los Supersónicos) no se ha cumplido pero aún está vivo: varias compañías de todo el mundo desarrollan están desarrollando VTOLes, el término técnico llamar a este tipo de vehículos.

Urban Aeronautics, una de las compañías más particulares, se encuentra en Yavne, Israel. En la actualidad, la empresa adapta su dron no tripulado Cormorant para convertirlo en un eventual «Uber del aire».

El “CityHawk” (Halcón de ciudad) de Urban Aeronautics tendrá dos características que lo harán destacar entre la multitud voladora: primero, no tendrá alas ni rotores externos ya que Urban Aeronautics ha pasado los últimos 15 años perfeccionando un sistema de hélice interno llamado Fancraft, que es más seguro para los transeúntes y ocupa mucho menos espacio.

En segundo lugar, el vehículo tendrá aproximadamente el tamaño de un SUV grande para poder aterrizar en una acera clásica. De forma alternativa podrían aterrizar hasta cuatro CityHawk en el techo de un edificio de oficinas.

Si se toma en cuenta que sólo un helicóptero de tamaño mediano podría hacer los mismo, las ventajas están a la vista.



CityHawk tendrá un sistema de hélice Fancraft. Imagen cortesía de Urban Aeronautics.

Primero las emergencias

Rafi Yoeli, director general de la empresa, fundó Urban Aeronautics en 2001 para desarrollar helicópteros con rotores internos. No fue hasta 2013 cuando la tecnología finalmente funcionó pero recién en 2015 despegó el primer prototipo hoy llamado Cormorant.

La compañía tiene dos divisiones: Tactical Robotics desarrolla aviones no tripulados usados principalmente en defensa, agricultura, transporte de carga y mantenimiento de líneas eléctricas. Y Metro Skyways, que construye naves tripuladas como CityHawk.

El Cormorant puede transportar hasta 635 kilos de carga mientras que el CityHawk está siendo diseñado con asientos para cinco pasajeros y el piloto.







Celdas de combustible

La tecnología de celdas convierte la energía química de un combustible, en este caso, hidrógeno, y a un agente oxidante (en general oxígeno extraído de la atmósfera) en electricidad. El único residuo es vapor de agua pura.

Otros vehículos voladores buscan incorporar baterías eléctricas a base de litio, similares al tipo que se encuentra en un auto Tesla. Esto es un error, según Yoeli.

«Un kilo de batería tiene solo el 5 por ciento de la cantidad equivalente de energía que contienen las celdas de combustible de hidrógeno, además no ser cien por ciento sustentable como como el hidrógeno», explicó.

Boleto de ida y vuelta

La pregunta que los lectores se están haciendo ahora es: “¿cuándo podré viajar en un ‘Uber del aire’”?

La respuesta: no hasta más cerca del final de la década. «El CityHawk aún no está en servicio. Aún debemos diseñarlo y construirlo. El Cormorant, en el que se basa el CityHawk, no estará listo hasta 2023”, admitió Yoeli.

Si bien el prototipo del Cormorant ya ha realizado 300 vuelos, Yoeli dijo que el VTOL no es un avión sino un único vehículo.

¿Será posible ver taxis aéreos sin piloto similares a los autos sin conductor? Yoeli no lo cree. “Cuando conducimos en la carretera, si hay un problema, siempre puedes detener el automóvil y el conductor continuará si es necesario. No se puede hacer eso en el aire», detalló.

Para más información, clic aquí.