Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

Alberto Palmetta y Francisco Torres, los boxeadores argentinos que ganaron en Daytona





El boxeo argentino está totalmente estancado en sus fronteras: gimnasios que todavía no abren y espectáculos que parecen muy lejanos.

Sin embargo, en este fin de semana, dos boxeadores lograron victorias que les reportaron, además, títulos regionales de la Asociación Mundial de Boxeo.

El debut argentino no había sido justamente propicio.

El 1 de agosto se presentó Marcos Escudero, y aunque iba ganando por puntos ante Joseph George, una tremenda izquierda lo puso nocaut en el noveno asalto. Fue en el Mohegan Sun de Connecticut. Si el boxeo argentino afuera del país empezó mal, este sábado 15 las acciones subieron.

Las peleas, efectuadas en el Ocean Center de Daytona Beach, Florida, en el marco de Payne Boxing Series, y organizadas por la ex campeona mundial Christy Martin, terminaron en victorias.

Primero fue la de Francisco Emanuel Torres, quien a los 30 años es campeón argentino de peso mediano.

Obtuvo esa corona al vencer por puntos a Jonathan Wilson Sánchez el 13 de julio del año pasado en Córdoba.

Torres se impuso por puntos en 8 asaltos a Cleotis Pendarvis, quien a los 34 años quedó con una marca de 21-6-2, con 9 nocauts.

Sánchez ahora totaliza 15 victorias con 5 nocauts y 3 derrotas. Estuvo en juego el campeonato vacante Fercaribe de la Asociación Mundial de Boxeo, división super welter.

Luego vino el turno de Alberto Palmetta, ex representante olímpico en Rio y que lleva ya mucho tiempo entrenando en Miami. Palmetta, de 30 años, oriundo de San Isidro.

Ahora suma 14 peleas ganadas con 10 nocauts y una derrota, se llevó el título Internacional welter WBA, vacante.

Con su habitual estilo agresivo, Palmetta fue superando a Tres’Ean Wiggins, que subió al ring con 11 triunfos (6 antes del límite), 4 derrotas y 3 empates. El norteamericano, con su metro 80, aventajaba 10 centímetros a Palmetta. Sin embargo, en el ring no pudo sacar grandes ventajas de esa diferencia, ante el ataque de Palmetta.

Fue duelo de zurdos y la mejor parte la llevó prácticamente todo el tiempo Palmetta, quien fue demoliendo a su rival hasta que finalmente obligó al nocaut técnico en el sexto round, tras derribar a su rival luego de un uppercut de izquierda que llegó neto al mentón del rival. Luego de la caída, el árbitro Frank Santore autorizó que la pelea continuara, pero era inútil. La descarga de “Beto”, como lo llaman todos en el mundillo boxístico, fue tremenda y, por suerte para su rival, la esquina arrojó la toalla, marcando el abandono. Fue la sexta victoria lograda por Palmetta en los Estados Unidos.

Palmetta es un estudioso del boxeo y un gran trabajador en el gimnasio. De hecho, en alguna ocasión fue el propio Sergio “Maravilla” Martínez quien decidió asesorarlo.


Por supuesto, nunca faltarán las voces que cuestionen los antecedentes de sus rivales. Pero se sabe desde siempre que el boxeo está conformado en base a escalones que, a veces, suelen ser complicados.

En este momento, en que el boxeo argentino está prácticamente detenido, dos victorias en la misma noche no vienen mal. Para nada.

Como en los tiempos recientes lo hicieron Marcos Maidana, Lucas Matthysse, Jesús Cuellar o “Maravilla” Martínez, se eligió continuar con la carrera afuera del país. De hecho, todos los mencionados llegaron a campeones mundiales.

Palmetta no quiere parar hasta el título mundial y hace bien. No es un camino fácil, justamente, pero la única manera es intentarlo.

En suma: dos victorias argentinas en Daytona le devolvieron la sonrisa al boxeo argentino, que la viene precisando desde hace largo rato.