Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

Cuéntame una canción: San Francisco, de Scott McKenzie




By: MZK

El nacimiento de lo que se llamó movimiento hippie vino dado por los jóvenes universitarios de clase media, producto de los años de esplendor del capitalismo norteamericano, y se convirtió en un sujeto político efímero que se abalanzaba contra los valores de una sociedad conservadora. El autoritarismo y el belicismo del Gobierno estadounidense resonaban como queja común, así como una intención de cambiar el establishment y construir un mundo nuevo. El rechazo del autoritarismo moral dio paso a la libre expresión «vivir libremente sin represiones, escoger íntegramente el modo de existencia de cada uno»

El movimiento hippie representó una nueva forma de ver la vida, una antítesis a la vida que habían llevado sus padres. Representó una nueva sensibilidad que utilizó como herramientas para su realización personal y grupal el rock, las drogas, el pacifismo, la libertad sexual, el desprendimiento material y el orientalismo, basado en la consigna «paz y amor».

Hay que tener en cuenta que la revolución hippie no hay que buscarla solamente en el terreno de la política, sino también en el campo de las costumbres y tradiciones; para empezar, con el rechazo de la familia como epicentro de la sociedad y su sustitución por la comuna. «Una asociación donde reinaba la libertad, el mutuo acuerdo y el amor libre, una asociación donde no hay jerarquías ni imposiciones, en la que los hijos son de todos, porque el principio mismo de la propiedad privada (sea referido a personas u objetos) carece de sentido»

Al florecer esta contracultura nuevos grupos de música emergieron como los de Jimi Hendrix, Janis Joplin o Jim Morrison; ellos convirtieron en consigna juvenil la expresión «vive rápido, muere joven». La representación de este movimiento contracultural quedó plasmada en el imaginario colectivo gracias a tres momentos clave. El primero fue el denominado verano del amor de 1967 y desarrollado en San Francisco, ciudad del estado de California, que se originó como centro del movimiento hippie. Ese mismo verano, en otra ciudad california, se celebró el primer gran festival de la contracultura, en Monterrey, donde contó con la presencia de artistas como The Who, Janis Joplin, Ravi Shankar, Otis Redding… Entre los asistentes a dicho evento se calcula entre 55.000 y 90.000 jóvenes. Por último, aunque no menos importante, fue el festival celebrado en el estado de Nueva York en el verano de 1969 bajo el lema «tres días de paz, amor y música». Woodstock fue reconocido como uno de los festivales más importantes de la historia del rock y congrego a más de 400.000 personas.

Video de cortesía: