Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

El “fiao” al Estado tiene a las empresas a punto de quiebra




Impago. Contratistas se endeudan, hipotecan propiedades y cancelan empleados por falta de pago. Compromisos. Deuda impide puedan pagar prestaciones.


Hasta el 30 de junio, unas de 9,082 empresas dejaron de cotizar al sistema de seguridad social.

SANTO DOMINGO.- En una encrucijada se encuentran pequeños empresarios quienes, por un lado, tienen que pagar a distribuidores y, por otro, cumplir con las prestaciones de los empleados cesantes. Mientras, el Gobierno mantiene retenido el pago de servicios ofrecido por estos al Estado.

“Estoy a punto de perder mi casa y mi vehículo, que tuve que hipotecar para poder cumplir con algunos compromisos y mantener en operación la empresa», manifestó Mayra Lara Hundria, suplidora del Estado, con aparente desesperación.

Indicó que lleva varios años vendiendo alimentos crudos y cocidos al Estado, pero ahora está al borde de la quiebra por el retraso en el pago por servicios brindado al Ministerio de Educación.

Así mismo está Abel Zorrilla, a quien por la baja productividad, que ronda entre 40 y 50 por ciento, ha tenido que cancelar a 8 de 12 empleados a los cuales aún no les ha pagado las prestaciones laborales, por la falta de recursos.

Detalló a eso se le agrega la falta de pago de aproximadamente cinco millones de pesos por parte del Estado, lo que ha limitado seguir invirtiendo y pagar a suplidores de materia prima quienes se mantienen constantemente presionando por sus pagos.

En el caso de las prestaciones de los empleados ha logrado llegar a un acuerdo con estos para pagarles sus honorarios cuando el gobierno pague, sin embargo, teme que esto desencadene un conflicto laboral, luego que abogados laboristas se aprovechen de la situación para iniciar un proceso. “Nuestro interés es poder recuperar esa fuerza laboral que nos hemos visto obligados a cancelar por los efectos de la pandemia en la pequeñas empresas”, enfatizó Zorrilla.

Aunque no son los mejores momentos para los pequeños empresarios, esto se veía venir. De hecho, al inicio de la paralización de la economía la Confederación Dominicana de la Pequeña y Medianas Empresas (Codopyme) alertó que el futuro de las mipymes era incierto en el país.

Este sector pasó de generar cerca de 2.5 millones de empleos a tener que cancelar cerca de 500 mil trabajadores por la caída de la ventas en más de 50 por ciento.

Asumiendo deudas

Otros que tienen deudas con ferreterías, plomeros, obreros, albañiles y técnicos son los emprendedores de la ingeniería, a quienes el Estado les debe más de 300 millones de pesos.

Una de esta es Emely Eusebio, quien expresa angustiada que lo que fue para ella un privilegio se convirtió en una pesadilla.

“Gané un sorteo para hacer un centro de diagnóstico en la Oficina de Ingeniero del Estado. Fue mi primera, sin embargo, aun estoy enganchada con RD$2,295,076”, lamentó la joven al EL DÍA.

Similar pesadilla viven otros colega de Eusebio quienes asumiendo deudas para trabajos que debió pagar el Estado.

— Efectos
El 52 % de las pequeñas empresas debió detener las operaciones debido a la crisis generada por la pandemia, según encuesta del Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes y el Instituto Tecnológico de Santo Domingo.