Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

Katy Perry estrena el vídeo de ‘Smile’ y habla con The Guardian sobre su infancia





By: JNSP

Fracasos y acusación de acoso




‘Smile’ es otra de esas canciones de Katy Perry que ha sido un rotundo fracaso en las listas, pero a su vez se resiste a morir por completo, como también sucediera con ‘Daisies’. Justo cuando se daba por finiquitada, se ha crecido en las emisoras de radio británicas y es la 2ª canción más radiada de dicho país, de momento sin efecto en el top 100 oficial.

Para intentar llevar ‘Smile’ hacia algún lado, se ha estrenado un vídeo para la canción en el que se reincide en la imagen de “payasa” de esta era. Con animaciones, tartazos y mucho color, Katy Perry recupera a la artista que vimos en ‘Birthday’ o ‘This Is How We Do’, pero sin añadir mucho más. Con todo, al menos hay más promoción para el disco que sale en 2 semanas, y estando embarazada de 9 meses.

Más interesante que este vídeo circunstancial es la entrevista que publica The Guardian con la periodista Laura Snapes, que también escribe para Pitchfork. En la charla se habla sobre el fracaso de ‘Witness’, que Perry comenta con un “nadie puede hacerte creer o sentir algo que tú ya no te crees. Si te sientes de una manera y le añades un poco de salsa, arderá en llamas”, reconociendo que la depresión le llevó a no querer “ni salir de la cama”. También habla de pensamientos suicidas “cuando Brand (Russell) decidió terminar su matrimonio por mensaje” (en 2012, realmente antes de ‘Prism’, 2013)).

El climax que supuso hacer la Super Bowl también le supuso una crisis, porque no sabía qué hacer después -ciertamente ha sido una de las mejores de la historia– y habla igualmente del modo en que considera que no tuvo una infancia, al estar demasiado influida por la religión, y asocia el apropiacionismo de la primera parte de su carrera “a la ausencia de una educación” apropiada en su juventud. Cuando se compara su meltdown con el de Britney en 2007, dice: «Cualquiera en un centro de atención tan intenso entiende que la cuerda floja se vuelve cada vez más y más estrecha, y que con una palabra o un mal funcionamiento de tu vestido, todo pueda explotar».


En la parte más controvertida de la entrevista, responde a la pregunta de supuesto acoso sexual a uno de los chicos que aparecían en el vídeo de ‘Teenage Dream’, al cual sacó supuestamente el pene en frente de dos amigos de ella. La respuesta de Katy es: “creo que vivimos en un mundo en el que cualquiera puede decir cualquier cosa. No quiero decir “culpable hasta que se demuestre lo contrario», pero no ha habido un sistema de comprobaciones y equilibrios, solo un titular que vuela. No hay investigación”. Dice que no ha comentado nada antes por respeto al #MeToo: “no quiero contribuir al ruido, quiero contribuir a la verdad”. Cuando Snapes le pregunta si las acusaciones era inciertas, toma aire y contesta: “no comento todas las cosas que se han dicho sobre mí, porque si entro ahí, toda mi vida sería un juego de verdad o mentira. Es una distracción para el movimiento real”. 


Entre lo poco que se habla sobre el disco, Snapes indica que “varias pistas que van sobre alternar dolor con hedonismo dejan en segundo plano el crecimiento (de la artista) ganado con tanto esfuerzo, aunque el disco encuentra alivio en la catarsis de la euforia”.

Video de cortesía: