Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

Reducción del presupuesto a los partidos políticos dominicanos





Sería un golpe financiero para los partidos políticos

Desde 1997 los partidos políticos reciben un financiamiento anual por parte del Estado Dominicano mediante la ley 275-97 creada durante el primer periodo de gobierno de Leonel Fernández


By: Javier Flores

Santo Domingo, RD.- Fue el pasado jueves cuando el actual presidente Luis Abinader anunció que propondrá al Congreso Nacional rebajar el 50% de la cuota que reciben los partidos políticos, ya que el próximo año no es electoral y esos recursos para que esos recursos se redirigieran a la construcción de la Universidad Autónoma de Santo Domingo en el municipio Santo Domingo Este.

En palabras del presidente de la República, "los partidos pueden esperar, pero los dominicanos no”.

El anuncio ha traído opiniones encontradas entre las diferentes organizaciones políticas. De un lado se han ubicado el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Alianza País, Dominicanos por el Cambio y el Movimiento Patria para Todos (MPT), que se muestran de acuerdo por completo con la medida. Y del otro, el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) y Fuerza del Pueblo que hasta el momento han abogado porque se respete lo establecido en las leyes y que les sean entregados los fondos establecidos en la legislación dominicana.

Mientras los dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) se mantuvieron al margen de las declaraciones aunque anunciaron que a mediados de la semana próxima se estarían pronunciando con relación a ese tema.

A favor…

El delgado político del PRM y también ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera expresó que entiende la decisión del presidente Abinader y que es una medida practica que ayudaría contra la crisis económica provocada por el brote de coronavirus (Covid-19).

“El país debe asumir una cuota de sacrificio que los actuales momentos exigen y los partidos políticos no son la excepción. Debemos asumirlo tal como lo plantea el presidente Abinader”, explicó Jorge Mera.

El presidente de AlPaís, Guillermo Moreno, dijo que esa organización no se opone a que se reduzcan los recursos en este año no electoral siempre y cuando se mantenga la equidad en la repartición de los mismos.

“Alianza País no se opone a la reducción del aporte que se hace a los partidos. Ahora bien, lo que sí exigimos es que, cualquier aporte que se haga, se distribuya con equidad y apegado a la ley”, manifestó el excandidato a la presidencia.

El Movimiento Patria Para Todos considera que la solicitud del gobierno de reducir del monto del financiamiento a los partidos políticos es insuficiente, y aboga por una reestructuración del presupuesto de la nación que elimine otras partidas que no impulsan el desarrollo.

“En cuanto al financiamiento de los partidos políticos propone que se eliminarse el 100%. La actividad política debe ser voluntaria y un sacrificio social, por lo que las personas que la ejercen deben financiar sus actividades y los partidos políticos deben financiar sus acciones con los aportes de su militancia y de colaboradores que simpaticen con sus ideas”, señala la organización a través de un comunicado.

En Contra

Uno de los que se expresó en contra de esa medida fue el delegado político ante la JCE de Fuerza del Pueblo y miembro de la Dirección Política, Manuel Crespo, advirtió que el presupuesto del año 2021 no puede contemplar la eliminación o reducción de los recursos destinados a fortalecer la democracia a través del sistema de partidos políticos, tal y como lo ha planteado el gobierno.

“Nos extraña sobre manera, porque hace apenas unos meses de manera conjunta los partidos políticos de la oposición hicimos varias ruedas de prensa reclamándole y exigiéndole al poder ejecutivo que le asignara las partidas y los recursos que contempla la ley a todos los partidos políticos, producto de la negativa y la manipulación del gobierno anterior. Entre esos partidos, estaba el Partido Revolucionario Moderno (PRM), planteando junto con todos nosotros esa correcta posición de todos los partidos políticos de la oposición”, explicó Crespo a través de un comunicado.

Crespo entiende que el Presidente Abinader está recibiendo mala asesoría, ya que con las partidas asignadas a las organizaciones políticas no se resolverá la falta de ingresos económicos y el déficit presupuestario, ya que dichas partidas no son las causantes del déficit presupuestario por ser estas insignificantes.

Otro que se expresó en ese tenor, fue el dirigente del PRSC Tácito Perdomo quien explicó que los partidos políticos ya tienen compromisos previos y estipulados para el siguiente año.

“No es verdad que las grandes fugas del país en materia económica están fuera del dinero que se le da a los partidos políticos cada año”, exclamó Perdomo en una entrevista por la vía telefónica. 

Lo que establece la ley

La asignación de las partidas de los fondos públicos a los partidos políticos están consagrados en la Ley Electoral número 275-97 y la Ley número 33-18, de Partidos, Agrupaciones y Movimientos Políticos.

Esa antigua Ley Electoral establecía que entre los partidos políticos reconocidos estarían recibiendo en partes iguales, el 0.25% de los ingresos nacionales del presupuesto nacional, sin embargo la nueva Ley 15-19 sobre Régimen Electoral no delimita la cantidad exacta del presupuesto que será destinado a esas organizaciones.

Sin embargo, el artículo 61 de la ley 33-18 sobre Partidos, Agrupaciones y Movimientos políticos establece que la distribución de la contribución económica del Estado a los partidos políticos, agrupaciones y movimientos políticos, es de un ochenta por ciento (80%), distribuido en partes iguales entre los partidos que hayan alcanzado más del cinco por ciento (5%) de los votos válidos emitidos en la última elección. Un doce por ciento (12%), distribuido entre todos los partidos que hayan alcanzado más del uno por ciento y menos del cinco por ciento (5%) de los votos válidos emitidos en la última elección y un ocho por ciento (8%), distribuido entre los partidos que hayan alcanzado entre cero punto cero uno por ciento (0.01%) y uno por ciento (1%) de los votos válidos obtenidos en la última elección.

Contexto Histórico

Desde 1997 los partidos políticos reciben un financiamiento anual por parte del Estado Dominicano mediante la ley 275-97 creada durante el primer periodo de gobierno de Leonel Fernández.

En esa oportunidad, el principal abanderado para que esa ley se aprobara fue el entonces líder del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), José Francisco Peña Gómez quien realizaba el pedimento justo después de las campañas electorales de 1994 y 1996 y poco antes de las municipales de 1998.

Además de la crisis económica que presentaban los partidos por los comicios de los 90, Peña Gómez citó entre las razones de que el Estado asigne un presupuesto a los partidos que de esa forma se evitaría la creación de un “partido único”, ya que a su entender la organización política en el poder tendría más ventajas, añadiendo a que solo de esa forma se evitaría “en parte” que las organizaciones políticas reciban dinero del narcotráfico.