Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

Donald Trump, enfurruñado en la Casa Blanca, hace "limpieza" y despide al jefe del Pentágono




Seguidores  en el exterior de la Casa Blanca 




Séptimo día después de la elección presidencial en los Estados Unidos y Donald Trump aún no ha dicho una palabra en público... El presidente en ejercicio realmente no quiere salir. Ha convertido la Casa Blanca en una fortaleza de la que no quiere bajar, se ha encerrado en su prisión de oro y sólo se expresa disparando a través de su cuenta de Twitter.

Golpeado, vencido, inconsolable incluso según las filtraciones de su séquito, se preocupa por su derrota, y su agenda permanece desesperadamente vacía.


Admitir que uno es un "loser", ¡nunca!

La admisión de un fracaso sería una "humillación pública", dice Ruth Ben-Ghiat, una profesora de la Universidad de Nueva York que ha estado estudiando el gobierno autoritario durante muchos años. Sería, dice, admitir que se ha convertido en un "perdedor", que es lo que más odia en el mundo. Ella lo explica:

Los rasgos que permitieron a Donald Trump establecer su modelo autoritario de la presidencia - arrogancia, brutalidad y la idea de que debe ser defendido contra sus enemigos - le hacen difícil aceptar la derrota.
Ruth Ben-Ghiat 

"Limpieza de otoño" en la Casa Blanca

Como resultado, el ex magnate inmobiliario hace su "limpieza de otoño", gasta su ira en los últimos encargados que había puesto en su lugar pero que aún no han sido expulsados. Sin cambiar su método expeditivo, un tuit y fuera...


Mark Esper está despedido. Le agradezco su trabajo.
Donald Trump 

Mark Esper, de 56 años, (en la foto de abajo) no es otro - o no era otro - que la cabeza del Pentágono. En 16 meses al frente de la Defensa Americana, nunca logró imponer sus decisiones políticas al Presidente, aunque le dio muchas muestras de lealtad. Sin embargo, este último aparentemente nunca le perdonó su postura pública cuando Mark Esper se negó a desplegar el ejército para someter a los manifestantes que protestaban en las calles del país contra la violencia racista de ciertos oficiales de policía.

Video de cortesía: