Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

Football for Friendship rompe las fronteras digitales para un nuevo récord mundial




Es posible que la pandemia de coronavirus haya suspendido los eventos deportivos, pero las lecciones de resistencia que enseña el hermoso juego aún se pueden transmitir, incluso si se conecta en línea y no desde el campo.

"Estamos muy separados, pero aún podemos hacer pequeños cambios para cambiar el mundo juntos", dice Irintsoa Rakotomamonjy, de 14 años, que participó en el programa social infantil internacional Football for Friendship (F4F) de este año.


El evento anual, que cuenta con el apoyo de la UEFA y la FIFA, ha sido organizado por Gazprom desde su lanzamiento en 2013.

El programa permite que niños de todo el mundo se reúnan en ciudades que van desde Madrid a Moscú, donde no solo juegan al fútbol, ​​asisten a la Copa Mundial de la FIFA y se relacionan con las superestrellas del fútbol, ​​sino que también promueven los valores del deporte.

En 2019, el programa social para niños Football for Friendship de Gazprom International obtuvo un título de la Guía Guinness de los Records por la mayor cantidad de nacionalidades en una sesión de entrenamiento de fútbol en la historia.

Este año, el programa trata de demostrar que una pandemia global no es una barrera con el objetivo de establecer un nuevo récord con la mayor cantidad de participantes en un evento deportivo en línea.


“Incluso en situaciones difíciles, hay formas de estar juntos y establecer un objetivo juntos como un espíritu de equipo unido”, asegura Irintsoa, ​​desde Antananarivo, capital de Madagascar.

Conexión virtual

Además de poder jugar al fútbol con otros niños en línea, los participantes han podido forjar relaciones digitalmente y tuvieron la oportunidad de ser periodistas deportivos por un día.

El aspirante a reportero fue uno de los presentadores del programa Good News Editorial, que reunió a cuatro jóvenes reporteros de Luxemburgo, Namibia, Madagascar y Holanda para difundir noticias positivas.

Todavía está en contacto con varios participantes que viven en países como Dinamarca, que está a unos cinco mil kilómetros de su casa.