Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

Gonzalo Ramírez pondera JCE apartidista; lamenta exclusión de Olivares






El exsecretario general de la seccional Santo Domingo del Colegio de Abogados Gonzalo Ramírez, ponderó como sabia y positiva la decisión del Senado al seleccionar una Junta Central Electoral apartidista e independiente, que tendrá bajo su responsabilidad organizar y dirigir las próximas elecciones presidenciales, congresuales y municipales. 

En nota de prensa enviada a la redacción de este medio, el abogado apartidista resaltó como positivo y prometedor el hecho de que el gobernante Partido Revolucionario Moderno liderado por el presidente Luis Abinader haya consensuado con varios partidos de oposición, entre ellos el Partido Fuerza del Pueblo liderado por el expresidente Leonel Fernández, para la elección de una Junta Central Electoral que no tenga compromiso con ninguna de las organizaciones del sistema partidista dominicano, lo que evidentemente fortalece la institucionalidad. 

“El interés de seleccionar una Junta Central independiente ha prevalecido. Se cierne una nueva esperanza de transparencia para los próximos procesos electorales. Confiemos en que la nueva JCE sabrá honrar la alta confianza que le ha sido depositada y la gran responsabilidad que ha sido puesta sobre sus hombros, de no hacerlo el pueblo le pasará factura y condenará moralmente a sus integrantes”, expresó. 

Gonzalo Ramírez dijo lamentar la exclusión de Eddy Olivares, quien aspiraba a presidir la JCE, “porque Eddy Olivares es un hombre capaz, honesto, íntegro y con una vasta y probada hoja de servicio ejercido desde la procuraduría fiscal de Santo Domingo y desde la Junta Central Electoral, desde donde hizo valiosos aportes a la justicia y a la democracia del país”. 

Dijo que Eddy Olivares es un profesional decente, íntegro, sin mancha, que tiene mucho que aportar que pudo haber aportado mucho desde la presidencia de la JCE, pero que lamentablemente su condición de militante partidista de por sí -aunque en licencia-, puede constituir un óbice que afecte su legítimo interés de presidir esa institución de cara a los próximos procesos eleccionarios. 

Santo Domingo, Rep. Dom.