Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

Joe Biden gana en Wisconsin y Michigan, y casi toca con los dedos la presidencia de Estados Unidos




Los candidatos a la presidencia de Estados Unidos. 



El candidado demócrata, Joe Biden, ha ganado en Wisconsin y en Michigan, ampliando su ventaja sobre Donald Trump en el recuento de las elecciones presidenciales más reñidas de los últimos años en Estados Unidos.
Trump gana los estados clave de Texas, Florida, Ohio y Iowa en una ajustada batalla por la Casa Blanca. Su equipo de campaña ha pedido a la Justicia que pare el recuento en Michigan y en Pensilvania.
La campaña de Trump también ha anunciado que pedirá un recuento de votos en Wisconsin.


Trump ha vertido dudas sobre el recuento en los estados más disputados y asegura que los republicanos serán "vigilantes"


Biden, más moderado, ha llamado a sus seguidores a mantener la esperanza
Participación histórica, con más de 100 millones de votantes.

El voto por correo está resultando crucial para que Joe Biden pueda acercarse a la Casa Blanca. A pesar de que Donald Trump ha dado otra vez una vuelta a los pronósticos, algunos de los estados clave están cambiando el signo. Uno de ellos es Wisconsin, cuyos 10 votos electorales han caído finalmente del lado del candidato demócrata, que amplía su ventaja en el recuento del que saldrá el próximo presidente de Estados Unidos. Horas más tarde ha ocurrido lo mismo con Michigan y sus 16 compromisarios. Biden tiene ya 264 de los 270 votos electorales necesarios para alcanzar la Presidencia de Estados Unidos. Si este jueves consigue los 6 de Nevada, que interrumpió el recuento cuando llevaba una ligera ventaja sobre el republicano Trump, el candidato demócrata habrá ganado las elecciones.

La tendencia se ha repetido en Georgia y Carolina del Norte. El equipo de campaña de Donald Trump ha pedido este miércoles a la Justicia que detenga el recuento en Michigan, al considerar que no se le ha dado un acceso suficiente a todos los lugares de votación. También han pedido que se detenga el conteo en Pensilvania, donde ya se ha escrutado el 86% de los votos y Trump está claramente por delante de Biden, aunque aún faltan por contabilizar muchos votos por correo. Por último, han anunciado que pedirán un recuento de votos en el estado clave de Wisconsin, en el que ha ganado Biden.

El fiscal general de Pensilvania, donde se han emitido 3,1 millones de votos por correo, ha afirmado que la demanda del equipo de Trump "es más un documento político que un documento legal" y ha negado que haya falta de transparencia en el proceso. "El conteo ha continuado. Hay observadores observando este conteo, y el conteo continuará ”, ha dicho.


El conocido como 'cinturón de 'óxido', en la zona noreste del país, está siendo crucial, al igual que ocurriera con la victoria de Trump hace cuatro años. Los otros estados que son definitivos para inclinar la balanza de uno u otro lado son Nevada y Pensilvania.


Donald Trump ha mantenido su estrategia de polarización. El todavía presidente ha asegurado sin pruebas que había un "fraude" en los comicios y que recurriría los resultados al Tribunal Supremo, poniendo en tela de juicio el funcionamiento de las instituciones de Estados Unidos. La intención es paralizar el recuento del voto por correo que sabe que es abrumadoramente demócrata.




El recurso al voto anticipado y por correo ha sido masivo e histórico debido a la amenaza que suponía acudir a las urnas por la pandemia de COVID-19.

Por su parte Joe Biden ha alabado la paciencia de sus seguidores y les ha pedido "mantener la fe", prometiendo luchar para que se cuenten todos los votos. "No me corresponde ni a mi ni a Donald Trump decidir quien ha ganado, quien decide es el pueblo estadounidense", ha dicho.

En la competición por el Senado y la Cámara de Representantes, los republicanos consiguen mantener su crucial mayoría en el Senado y reducen la ventaja demócrata en la Cámara Baja.

Los dos candidatos, el presidente republicano Donald Trump y el exvicepresidente demócrata Joe Biden, han declarado al rival incapaz de liderar una nación que lidia con la COVID-19 y cuestiones fundamentales de justicia económica y racial.

Millones de votantes dejaron de lado las preocupaciones sobre el virus para acudir en persona, uniéndose a los 102 millones de estadounidenses que votaron días o semanas antes por correo, una cifra récord.


En una entrevista con Euronews, el exdirector de la Organización Mundial del Comercio Pascal Lamy, ha explicado a Euronews que gane quien gane, tendrá que lidiar con la piedra en el zapato de China, que amenaza la hegemonía estadounidense.