Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

La crisis económica provoca mayor demanda casas bajo costos




Economía. Factores como la disminución de ingresos han provocado que inquilinos busquen opciones más asequibles.


SANTO DOMINGO.-A raíz de la pandemia y la crisis causada por el coronavirus, en el país se ha incrementado la demanda de viviendas de alquiler de bajo costo, debido a múltiples factores que inciden directamente en la estabilidad económica de las personas.


El DÍA consultó a varios abogados dedicados al área inmobiliaria, quienes explican que en los últimos meses se ha incrementado la solicitud de casas para alquilar, con mayor predominio en los sectores populares, por ser las de menor costo para los inquilinos que, en la mayoría de los casos, provienen de otras viviendas más costosas que ya no pueden seguir pagando.


El abogado Jesús Núñez, dedicado a la inmobiliaria, narra que en los últimos meses su demanda de casas para alquilar se ha incrementado en alrededor de un 35 %, en comparación a los meses antes de la pandemia, siendo personas individuales los mayores solicitantes, lo que atribuye a que por la pandemia muchas parejas se están separando y se están mudando solos.


“Los que más están solicitando esas casas son personas individuales, porque hay muchos divorcios. Hay mucha gente que se dejaron y mandaron los trastes para donde la mamá y están alquilando una pieza que tenga una habitación con su baño. Por eso las casas, mientras más económicas, se alquilan más rápido, contrario a las grandes, que están frizadas”, explicó.


Casas costosas


Precisó que tiene para alquilar casas y apartamentos que pagan entre 21 mil y 30 mil pesos, pero que la gente no se está mudando en esos inmuebles, por el tema económico o porque tienen temor al contacto con desconocidos, por el virus.


Otra opinión es la de Alexander Ramírez Nivar, también abogado dedicado a la inmobiliaria, quien argumenta que se ha incrementado la demanda, y describe dos factores de la causa.


El primero es que hay muchas personas que por no contar con los ingresos que percibían antes de la crisis, debido a la pérdida de trabajo de uno o más miembros de la familia, o la suspensión del mismo, se vieron obligados a entregar la residencia ante la incapacidad de poder pagarla.


El segundo factor que define el abogado es que muchas personas tenían planes de cambiar de vivienda a inicios de la pandemia, pero se vieron en la obligación de posponerlos para esperar la evolución de la situación, y al ver que todo ha tenido que adaptarse a la situación actual, esas familias o personas individuales, también decidieron hacerlo, retomando sus planes de inicio de año.


Mudanza


— Historia


La estudiante Charlotte Torres explica que pagaba 12 mil pesos en un residencial, y por la crisis tuvo que mudarse con una amiga en una casa más económica, donde paga cuatro mil pesos, lo que le permite seguir estudiando.