Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

La OMS Europa alerta sobre la ola de problemas graves de salud mental este invierno por la COVID-19





Hasta el próximo lunes 21 de diciembre los días siguen acortándose, y luego nos quedan tres meses de invierno, en el hemisferio norte. Si la temporada invernal y las navidades son siempre periodos difíciles para la salud mental, las incertidumbres y el aislamiento por la pandemia de COVID-19 tienen un efecto multiplicador que preocupa a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este viernes la oficina europea de la OMS ha advertido que temen ver un aumento de las personas enfrentadas a "graves problemas de salud mental" en los próximos meses.

También instó a todos a "permanecer en casa", incluso si las directrices oficiales de sus países permiten las reuniones de Navidad.

El Dr. Hans Kluge, director de la OMS para Europa, reiteró en una declaración que la pandemia mundial ha dado lugar a una creciente crisis de salud mental en el Viejo Continente, cuyo impacto probablemente sea "a largo plazo y de gran alcance".

Advirtió que el costo mental de COVID-19, que ha afectado a las personas de manera indiscriminada, "se verá agravado por las ansiedades que a menudo se presentan durante el invierno y las vacaciones".

"Esperamos ver un mayor número de personas que se enfrenten a retos de salud mental más severos en los próximos meses a medida avance la realidad de esta experiencia", añadió.


En una encuesta realizada en 25 países desarrollados durante la primera oleada de la pandemia en la primavera y publicada por la Comisión Europea, el 28% de los encuestados informaron de que se sentían solos y el 27% dijo que habían sentido depresión o ansiedad.

En los meses de invierno se observa tradicionalmente un aumento de los problemas de salud mental de las personas que sufren de trastorno afectivo estacional (TEA), una forma de depresión que en un año normal suele afectar a alrededor del 5% de los adultos de los Estados Unidos, según la Asociación Psiquiátrica Americana (APA).

El trastorno está vinculado al desequilibrio bioquímico del cerebro provocado por la reducción de las horas de luz diurna y la disminución de la luz solar. La organización subrayó que los síntomas pueden ser angustiantes e interferir con el funcionamiento diario.

Europa está luchando actualmente contra una devastadoa segunda oleada de la pandemia y se han establecido diversos niveles de restricciones, incluidos confinamientos estrictos como en Alemania. Se insta a la gente a que restrinja los viajes, permanezca en su casa y vea el menor número posible de personas.



El Dr. Kluge insta a todos los europeos a mitigar los sentimientos de ansiedad y depresión manteniéndose activos y encontrando formas de conectar con los demás.

También pidió a las autoridades que ofrezcan "servicios de atención y apoyo especializados" a los más afectados y promuevan la atención de la salud mental en las comunidades, en las que "los problemas de salud mental siguen estando profundamente estigmatizados".

"En esta temporada de obsequios, proteger nuestra propia salud mental y bienestar, y promover la de los demás es uno de los mejores regalos que podemos dar", dijo.

En las celebraciones de Navidad, que serán muy diferentes este año, el Dr. Kluge sostuvo que incluso aquellos a los que se les permite reunirse con otros hogares deben evitarlo. "Lo más seguro en este momento es permanecer en casa".

"Mi familia, incluyendo mis ancianos padres y yo, hemos tomado la difícil decisión de pasar las fiestas separados y en casa. Me hago responsable con la seguridad de que el año que viene podemos esperar estar juntos de nuevo", continuó.

En Inglaterra, las autoridades permiten que hasta tres hogares se reúnan para la Navidad, pero han instado a que las festividades sean "más pequeñas y cortas". El toque de queda nocturno en Francia se levantará el día de Navidad y hasta seis adultos podrán celebrar juntos.

Las autoridades alemanas también han pedido que los contactos se mantengan al "mínimo" durante el período de vacaciones. Italia, sin embargo, prohíbe a la gente salir de su ciudad natal el día de Navidad.

En España se permiten reuniones de hasta 10 personas con un toque de queda extendido en Nochebuena y Año Nuevo, aunque persisten los cierres perimetrales en muchas Comunidades Autónomas.