Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

Intentos de suicidio, depresión y dificultades económicas




El drama de los estudiantes en Francia

Ange-William Etienne es de Costa de Marfil pero estudia Derecho en Francia. Vive en una residencia de estudiantes donde, incluida la ayuda estatal, paga 400 euros al mes. Desde el inicio de la pandemia ha perdido su trabajo y gran parte del contacto social que le ofrecía sus cursos universitarios.

"Ha sido difícil: todos mis vecinos han vuelto con sus padres. Hay una sensación de soledad, de precariedad, de preocupación por el futuro... Nos dijeron que podíamos llamar a un psicólogo, pero somos 30.000 estudiantes en esta universidad... Imagina que todos los estudiantes llamen al único psicólogo que tienen... No va a poder con ello", aseguró Etienne a Euronews.

Este estudiante de la universidad Lyon I ha recibido una simbólica ayuda económica del Estado pero seguir las clases en línea en su piso de 17 metros cuadrados ha sido bastante díficil.

"Habían las clases en línea. Algunos profesores daban explicaciones, otros no. Teníamos que arreglarnosla solos. Después sentí como mi nivel y motivación de estudio habían bajado mucho", confesó.

Según un estudio realizado en Francia, un tercio de los estudiantes dice haber sufrido una "fuerte angustia" durante el confinamiento. Dos intentos de suicidio en una semana en la ciudad de Lyon han encendido las alarmas. Los estudiantes salieron a las calles a protestar para denunciar la precariedad de su situación.



Otros intentan ayudar. En el campus de Lyon I, donde algunas clases han vuelto a la normalidad, un grupo de estudiantes gestiona una tienda de comida solidaria que permite a cientos de estudiantes con dificultades comprar alimentos 10 veces más baratos.


La demanda de apoyo psicológico también ha aumentado. En el hospital psiquiátrico de Le Vinatier, cada vez son más los estudiantes que realizan una llamada de auxilio. Los especialistas les ayudan pero a veces, la situación requiere una intervención inmediata.

Eve Becache, jefa de la unidad de asistencia del hospital para los estudiantes, explicó a Euronews que "puede tratarse de un transtorno psicológico o una gran angustia" lo que experimentan los jóvenes que buscan el apoyo de su unidad.También puede ser una depresión. Pero detalla que "la situación más extrema que se ha dado es la de un estudiante que llama porque está al borde de una ventana. En este caso, enviamos inmediatamente al servicio de ambulancias y a la policía para que acudan al rescate".

Pero no todos los estudiantes hacen la llamada. Así que en este campus, las enfermeras van puerta a puerta para vigilar el estado anímico de los estudiantes. No obstante, este sistema no existe en todas partes. Francia tiene una media de 1 psicólogo por cada 30.000 estudiantes, mucho menos que en Canadá, Irlanda o Austria.

El presidente Emmanuel Macron ha anunciado la vuelta a las universidades un día a la semana, el acceso a dos comidas de un euro al día y una ayuda económica para las visitas a los psicólogos. Aunque ha advertido que "un regreso a la normalidad" no será posible en las próximas semanas.

Video de cortesía: