Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

El cambio pesado




Editorial


Un año después de la pandemia, hablar en los actuales momentos de reelección presidencial en República Dominicana, y ser tema de debate en estos momentos por grupos del partido oficialista es una insensatez e irresponsabilidad.

Un Estado de Emergencia, desde el 17 de marzo del año pasado. Que algunos dirigentes del Partido Revolucionario Moderno (PRM), traten de modificar sus estatutos a conveniencia de una minoría.

Un gobierno de nueve meses y que fuese calificado de barbarie y desafortunado.

La mayor preocupación de las personas que perdieron sus trabajos durante la pandemia y que no pueden encontrar un empleo nuevo, salir con el tema del sigue... sigue... nos recuerda al ex presidente Balaguer.

Los dominicanos se encuentran en otro punto de sus vidas, con un alto porcentaje del desempleo, y el alto costo de la canasta básica.

Las nuevas olas de infección epidemiológicas desde la Semana Santa y que están azotando casi todas las provincias más empobrecidas del país.

El cambio de rumbo que han tenido que experimentar los dominicanos con el inicio de las clases semipresencial en el nivel básico de primaria sin tomar en cuenta el aumento de los contagios del virus y otras variantes, tras la Semana Santa.

Las personas vuelven a cuestionar las restricciones en los horarios y que un cambio de dirección, sin que le violen los derechos constitucionales, como la libertad de tránsito, que está protegido por la Constitución dominicana, en el artículo 46.

El ritmo de vacunación sigue siendo lento, excluyente, vacilante y desigual, aunque se vislumbra el fin de la pandemia.

Vacunar a todos en el territorio nacional es fundamental para salir del estancamiento económico, no sólo en República Dominicana sino también en Haití con quienes compartimos la Isla.