Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

Los pesos pesados del judo ponen el punto final al Grand Slam de Kazán


La ciudad de Kazán dio la bienvenida a los pesos pesados durante la tercera jornada de su grand slam.


Esta vez fue el turno del equipo masculino japonés y en particular de Sanshiro Murao, de hacerse con el protagonismo. El joven judoca nipón mostró un judo llamativo y con un increíblemente rápido uchi mata en la final le dio a Japón la victoria.


Mi entrenador, Inoue Kosei, no sólo ha viajado hasta aquí por mí, sino que es profesor en mi universidad y es un atleta al que realmente admiro. He aspirado a ser como él desde que era pequeño por lo que es un gran honor estar aquí con él y luchar juntos
Sanshiro Murao


Le entregó la medalla Vladimir Barta, director general de deporte de la Federación Internacional de Judo.


En la categoría femenina de -78 kilos el éxito fue para Alemania con Anna Maria Wagner que se colgó su segundo oro consecutivo en un grand slam. Con un uchi mata y una fantástica técnica de suelo, la germana se aseguró la victoria y demostró que vuelve a estar en forma.


Armen Bagdasarov, director deportivo de la Federación Internacional de Judo le entregó la medalla.


Ha sido un día increíble, me he sentido muy bien. Vine a este torneo a por el oro y ya lo tengo. Es un gran día
Anna Maria Wagner


La revelación rusa en la categoría de +100 kilos, Tamerlan Bashaev, llegó a Kazán con fuerza, fresco de su victoria en Antalya, y realizó una gran actuación en su camino a la finaldonde se encontró con el medallista olímpico Rafael Silva. A pesar de contar con una desventaja de 47 kilos, Bashaev se llevó la medalla de oro para deleite de los seguidores rusos.


Florin Daniel Lascau, director de árbitros de la Federación Internacional de Judo presentó las medallas.

La francesa Romane Dicko se hizo con el oro en la categoría de +78 kilos femenina. Dicko se mostró tan dinámica como siempre en su camino a la final.


Ki-Young Jeon, miembro del Salón de la Fama de la Federación Internacional de Judo y supervisor de árbitros le entregó la medalla.


Simeone Catharina se enfrentó al ruso Arman Adamian en la final de -100 kilos. A pesar de que el ruso era el favorito, el joven judoca holandés logró pillar a su oponente por sorpresa. Con un judo inteligente derrotó al ruso en su propio terreno y se aseguró su primera medalla de oro en un grand slam.



Lisa Allan, directora de eventos de la Federación Internacional de Judo le entregó la medalla.

Con los pesos pesados rusos en el tatami los ippons se produjeron por doquier. Rusia ha sido la cuna de algunos de los mejores judocas de las categorías pesadas de la historia y parece probable que algunas leyendas más se estén preparando para escribir su nombre entre las estrellas del judo.

Video de cortesía: