Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

Abofetean al presidente Emmanuel Macron durante una visita al sur de Francia




El presidente francés Emmanuel Macron ha recibido una bofetada de un hombre durante una visita en una pequeña ciudad del sureste de Francia

Unas imágenes que circulan por las redes sociales muestran el incidente en Tain-l'Hermitage, a unos 90 kilómetros al sur de Lyon. La visita forma parte de una gira que está haciendo por el país.

En las imágenes que se encuentran en la redes sociales se puede ver cómo Macron se acerca a la valla donde están los ciudadanos y un hombre le da una bofetada con un grito de guerra monárquico: "¡Montjoie Saint Denis!", seguido de otro: "¡abajo el macronismo!". 

El hombre que agredió a Emmanuel Macron lleva una camisa caqui, barba negra y pelo largo. Los guardaespaldas intervinieron rápidamente. Dos jóvenes de 28 años fueron detenidos. El vídeo ha sido publicado en Twitter por un perfil que contiene la flor de lis, un símbolo propio de la realeza francesa:







El Elíseo se limitó a confirmar que "un hombre intentó golpearlo" y precisó que los intercambios de Macron con la gente prosiguieron después de lo sucedido.

El primer ministro, Jean Castex, se ha pronunciado en la Asamblea Nacional: "La democracia es debate, diálogo, confrontación, expresión de desacuerdos legítimos, pero no puede ser en ningún caso violencia, agresión verbal y mucho menos agresión física". A su juicio, a través del jefe Estado, toda la democracia ha sido atacada: "Pido que se dé un paso al frente republicano. Todos estamos preocupados. Se trata de los fundamentos de nuestra democracia".

Este mes hay elecciones regionales en Francia. Se celebrarán el 20 y el 27 de junio. Queda un año para las presidenciales.
No es la primera vez que uno de sus encuentros directos con la población acaba con incidentes

En marzo de 2017, cuando todavía era candidato presidencial, recibió el impacto de un huevo en una visita al Salón de la Agricultura de París, y en junio de 2016, como ministro de Economía del socialista François Hollande, un grupo de sindicalistas hizo lo propio en Montreuil, en las afueras de la capital.

La presidenta de la ultraderechista Agrupación Nacional, Marine Le Pen, ha escrito en Twitter para decir que aunque "el debate democrático puede ser duro, no debe tolerar en ningún caso la violencia física", por lo que condenó "con firmeza" lo sucedido y lo calificó de "intolerable".



En esa misma red social habló el izquierdista Jean-Luc Mélenchon: "¿Empezáis a entender esta vez que la violencia pasa al acto? Me solidarizo con el presidente", señaló el líder de La Francia Insumisa. Mélenchon había estado estos días en el foco de la polémica al asegurar en un programa de televisión que en la última semana de la campaña presidencial iba a haber "un grave incidente o un asesinato".



Su declaración fue rápidamente criticada y el propio Macron hizo este martes un llamamiento a la calma al señalar que "la vida democrática necesita tranquilidad y respeto por parte de todo el mundo, tanto de los responsables políticos como de los ciudadanos"