Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

Cómo Dubái está adoptando las criptodivisas



Las criptomonedas, y en particular el bitcóin, han sido noticia en todo el mundo, pero todavía no se conoce todo sobre ellas. Recientemente se celebró en Dubái la cumbre AIBC, con el fin de reducir esa brecha de conocimiento.

"Tenemos muchas sesiones técnicas para la gente del sector. Entendemos que la cuestión de la capacitación es clave si queremos que algún día la comunidad de criptomonedas, la cadena de bloques, sea adoptada por las masas" declara Eman Pulis, fundador y director general del Grupo Sigma y de la cumbre AIBC.

En pocas palabras, las criptodivisas son virtuales, a diferencia de un euro o un dólar que podemos tener físicamente. No suelen estar vinculadas a un banco o a un Gobierno y permiten a los usuarios gastar dinero de forma anónima a través de una serie de complejas transacciones que utilizan la tecnología de la ‘cadena de bloques’.

"Por supuesto, hay una enorme falta de comprensión por parte de una persona normal. Menos del 1,3 % de los ciudadanos tiene criptomonedas. Cuando la gente dice: ¡Oh, ya sabes, he llegado tarde a la fiesta! No es cierto. Porque esta fiesta ni siquiera ha comenzado", explica Irina Heaver, abogada especializada en tecno finanzas y bitcóin.

Eventos como el de Dubái, reúnen a personas y marcas clave de la IA (inteligencia artificial), a la cadena de bloques y el Internet de las cosas para discutir y dar forma al futuro de la tecnología emergente. Un invitado clave fue el coinventor de la cadena de bloques, en cuya investigación se basó Bitcoin.


"Tomamos todos los datos del mundo, divididos en bloques, y los unimos. Es una forma de garantizar que nadie pueda manipular el registro, lo que hace que todo el mundo pueda confiar en ello", afirma el profesor Scott Stornetta, coinventor de la cadena de bloques.

Los críticos afirman que las criptomonedas son inestables y suponen un riesgo para los inversores que no están protegidos por los reguladores

"En los primeros tiempos de Internet había muchas cosas que, de hecho, eran falsas y eran estafas. Sin embargo, con el tiempo, hemos desarrollado una base segura que nos permite crear mucho más valor", añade Scott Stornetta.