Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

BCRD informa que la economía creció 21.2 % interanual en mayo 2021





Acumulando una variación de 13.4 % en enero-mayo 2021


Crecimiento de mayo de 2021, en relación a mayo de 2019, es de 4.7 %.
• Llegan 390,948 pasajeros no residentes al país, una proporción de 74.1 % respecto a los 527,732 pasajeros no residentes recibidos previo a la pandemia en el mismo mes de 2019.
• TPM se sitúa en su mínimo histórico de 3.00 % y el programa de provisión de liquidez asciende a RD$215 mil millones (aproximadamente un 5 % del PIB).

• A la fecha se han canalizado unos RD$196,285.1 millones a empresas y hogares, a través de unos 90 mil nuevos préstamos, refinanciamientos y reestructuraciones de deuda.
• Crédito al sector privado en moneda nacional crece en torno al 8.6 % de forma interanual en el mes de mayo, uno de los más altos de AL y significativamente superior a la mediana regional de 3.1 %.

• Inflación acumulada se coloca en 3.36 % en enero-mayo y en 10.48 % interanual.
• Remesas totalizan US$933.8 millones, una expansión de 46.2 % en mayo, para alcanzar un acumulado de US$4,393.2 millones en enero-mayo 2021.

• Para el cierre del presente año 2021 se espera que la IED alcance unos US$2,925.3 millones, monto que cubriría dos veces el saldo proyectado de la cuenta corriente.
• Peso dominicano exhibe una apreciación de 2.1 %, al cierre del 25 de junio, contrario a lo observado con las monedas de la mayoría de países de Latinoamérica.

• Reservas internacionales alcanzaron US$12,545 millones al 25 de junio, equivalentes a 7.6 meses de importaciones y 14.3 % del PIB.

• Las proyecciones para el final de 2021 indican que se registrará una expansión entre 8.0% - 9.0%, de forma conservadora, con un sesgo al alza.



Santo Domingo. República Dominicana. El gobernador Banco Central de la República Dominicana (BCRD), Héctor Valdez Albizu, anunció que, según los datos preliminares actualizados al mes de mayo de 2021, la economía dominicana consolida su tendencia de recuperación con una notable expansión interanual del indicador mensual de actividad económica (IMAE) de 21.2 %. Con este comportamiento, el crecimiento acumulado para los primeros cinco meses del año se ubica en 13.4 %.

Al realizar el análisis del desempeño de la actividad económica con respecto al nivel pre-pandemia, a los fines de aislar el impacto estadístico de la contracción generada por el COVID-19 en la base de comparación, se observa un crecimiento de 4.7 % en mayo de 2021 en relación a mayo de 2019.

Desde febrero del presente año los resultados del IMAE han sido positivos y continúan evidenciando el impacto favorable de los estímulos monetarios y fiscales diseñados para mitigar el efecto adverso de la propagación del COVID-19. Esta trayectoria hacia la recuperación exhibida por la economía dominicana es una muestra palpable de su gran resiliencia y de que se transita en el camino correcto de la reactivación, proyectándose que en el año 2021 se registre una expansión entre 8.0 % - 9.0 %, de forma conservadora, y con un sesgo alza, según los modelos y el sistema de pronósticos del Banco Central.

El comportamiento por actividad económica ha sido heterogéneo entre las mismas. En ese sentido, durante enero-mayo de 2021 las que más contribuyeron al crecimiento fueron construcción (54.0 %), zonas francas (30.1 %), minería (16.2 %), manufactura local (15.9 %), transporte y almacenamiento (14.6 %), comercio (10.1 %), comunicaciones (3.5 %), actividades inmobiliarias y de alquiler (2.1 %), agropecuaria (1.6 %), energía y agua (1.4 %) y otras actividades de servicios (1.3 %).

En el contexto actual, la construcción continúa demostrando ser un importante propulsor de la expansión de la demanda agregada, determinante en los puntos de inflexión del ciclo económico. El significativo desempeño del mes de mayo, al registrar un aumento de 55.9 %, resulta cónsono con el volumen de ventas en el mercado de los principales insumos de esta industria, tales como el cemento, las estructuras metálicas, entre otros utilizados para la construcción de obras públicas y privadas que se encontraban en ejecución y se han retomado, así como nuevos proyectos de soluciones habitacionales, turísticos, industriales y comerciales. Ahora bien, comparando con mayo de 2019, igual como se realizó para la economía en general, la actividad construcción presenta una firme reactivación que supera su nivel pre-pandemia en 15.5 %.

Asimismo, las demás actividades industriales han potenciado el notable crecimiento del IMAE de mayo, registrando la manufactura local un aumento interanual de 23.7 %, asociado principalmente al incremento de los productos de la refinación de petróleo, fabricación de insumos directos de la construcción y de productos químicos. De igual forma, al comparar el valor agregado real de la industria manufacturera local con el nivel de mayo de 2019, resulta por encima del periodo previo a la crisis en 7.0 %.

En cuanto al resultado de 58.3 % observado en la manufactura de zonas francas, el mismo está asociado al dinamismo alcanzado en las exportaciones de estas industrias, valoradas en US$603.9 millones para el mes de mayo de 2021, las cuales se incrementaron en 55.1% de forma interanual. Este comportamiento ha sido posible por la reactivación al 100 % de las operaciones de las empresas de zonas francas y la captación de nuevas inversiones, incentivadas por la confianza de los inversionistas en la resiliencia de la economía dominicana.

Durante el mes de mayo de 2021, la minería mostró un crecimiento de 24.2 %, sustentado en los mayores volúmenes de producción de arena, grava y gravilla (82.5 %), ferroníquel (57.7 %), yeso (44.0 %) y oro (6.9 %).

Resulta importante destacar la variación interanual de 145.7 % del valor agregado real de la actividad hoteles, bares y restaurantes en el mes de mayo 2021. El comportamiento de este sector, que fue altamente impactado por los efectos de la crisis del COVID-19, exhibe una firme y sostenida tendencia hacia la recuperación como se puede apreciar en la llegada de pasajeros no residentes al país, la cual alcanzó la cifra de 390,948 visitantes no residentes en mayo de 2021, es decir, una proporción de 74.1 % respecto a los 527,732 pasajeros no residentes recibidos previo a la pandemia en el mismo mes del año 2019.

Esta extraordinaria mejoría en el desempeño, más rápida de lo previsto, refleja la excelente labor del Gabinete de Turismo dirigido por el presidente Luis Abinader, quien junto al Ministerio de Turismo y el sector privado pusieron en marcha un plan de recuperación que evidentemente está dando frutos muy positivos.

Política monetaria e inflación
Para enfrentar el choque adverso de la pandemia, el Banco Central continúa implementando el significativo plan de estímulo monetario puesto en marcha desde marzo de 2020. En efecto, la tasa de política monetaria (TPM) se sitúa en su mínimo histórico de 3.00 % y el programa de provisión de liquidez asciende a RD$215 mil millones, aproximadamente un 5 % del producto interno bruto (PIB). Este constituye el paquete más amplio de la región, mediante el uso de distintos instrumentos como reportos, reducción de encaje legal y la facilidad de liquidez rápida.

A la fecha se han canalizado por medio de los intermediarios financieros RD$196,285.1 millones a empresas y hogares, a través de unos 90 mil nuevos préstamos, refinanciamientos y reestructuraciones de deuda. Se destaca que los sectores que han recibido más recursos son: comercio y mipymes (RD$83,141.4 millones), hogares (RD$27,766.3 millones), manufactura (RD$21,725 millones), construcción (RD$18,276.5 millones) y exportación (RD$6,062.6 millones). Asimismo, se encuentra colocado un monto de RD$19,954.9 millones en Repos revolvente de liquidez de corto plazo.

Estas medidas han sido exitosas en flexibilizar las condiciones monetarias, reflejadas en una disminución de más de 300 puntos básicos en la tasa de interés activa promedio de la banca múltiple, que bajó de 13.28 % anual en el mes de marzo de 2020 a 10.01 % anual al cierre de mayo de 2021.

Asimismo, se ha observado una dinamización del crédito al sector privado en moneda nacional, creciendo en torno al 8.6 % de forma interanual en el mes de mayo. Se debe destacar que, este ritmo de expansión de los préstamos privados en moneda nacional es uno de los más altos de América Latina y significativamente superior a la mediana regional de 3.1 %.

Con respecto a los precios internos, tal como está sucediendo a nivel mundial, se han registrado presiones inflacionarias transitorias relacionadas con el incremento en las cotizaciones internacionales de los commodities, observándose una inflación acumulada de 3.36 % en enero-mayo y de 10.48 % de forma anualizada. No obstante, tanto el sistema de pronósticos del Banco Central cómo las expectativas de los agentes económicos indican que la inflación interanual comenzaría, a partir de junio, un proceso de convergencia gradual al rango meta de 4.0 % ± 1.0 %, para luego permanecer en torno al valor central del referido rango durante el horizonte de política monetaria, como he planteado anteriormente.

En ese contexto y tomando en consideración los fuertes fundamentos macroeconómicos, el Banco Central cuenta con el espacio suficiente para mantener las condiciones monetarias favorables con el propósito de seguir apoyando el proceso de recuperación económica.

Sector externo
Durante el mes de mayo, el sector externo continúa mostrando un excelente desempeño. Las remesas totalizaron unos US$933.8 millones, equivalente a una expansión de 46.2 % en mayo, para alcanzar un resultado acumulado de US$4,393.2 millones durante los primeros cinco meses del año. Adicionalmente, las exportaciones de zonas francas siguen igualmente con un importante dinamismo, al incrementar un 55.1 % en dicho mes, equivalente a US$214.6 millones adicionales con respecto a mayo de 2020.

Otra muestra fehaciente de la confianza de los inversionistas es que a enero-marzo la inversión extranjera directa (IED) registró un monto de US$960.9 millones. Para el cierre del presente año 2021 se espera que alcance unos US$2,925.3 millones, monto que cubriría dos veces el saldo proyectado de la cuenta corriente.

En cuanto a las importaciones, el total de las mismas aumentó un 80.0 % (US$878.9 millones adicionales), mientras que las no petroleras crecieron un 66.3 % (US$664 millones adicionales), lo que va en línea con la acelerada recuperación de la demanda interna.

Este importante flujo de divisas por remesas, exportaciones de zonas francas e inversión extranjera directa ha contribuido a la estabilidad cambiaria, de tal manera que al cierre de la semana pasada el peso dominicano exhibe una apreciación de 2.1 %, contrario a lo observado con las monedas de la mayoría de países de Latinoamérica. Asimismo, el incremento en el flujo de divisas ha permitido la acumulación de reservas internacionales, las cuales alcanzaron US$12,545 millones al 25 de junio, equivalentes a 7.6 meses de importaciones y 14.3 % del PIB.

Finalmente, la trayectoria favorable de nuestra economía, respaldada por las medidas de política monetaria implementadas y una ejecución fiscal en términos de gasto de capital que se acelere en la segunda mitad del año, permitiría estimar un crecimiento del PIB real para el cierre de año entre 8.0 % - 9.0 %, el cual probablemente resulte ser incluso mayor, en un contexto de fuertes fundamentos y de estabilidad macroeconómica. El Banco Central se mantiene comprometido con el monitoreo de los factores de riesgo internos y externos que puedan ejercer presión al proceso de reactivación económica a nivel doméstico y mundial, y al logro de la meta de inflación en el horizonte de política monetaria.