Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

60 años de la construcción del Muro de Berlín, cuando el comunismo convencía prohibiendo



13 de agosto de 1961. La ciudad de Berlín se despierta y de pronto es otra. Un muro se está levantando para impedir a sus ciudadanos del lado este, comunista, pasar al oeste.

Hartmut Richter tenía entonces 13 años, y creía, equivocadamente, que aquel muro no tardaría en desaparecer: "Nadie podía imaginar que se mantendría en pie durante 28 años", cuenta Hartmut a Euronews. "Todo lo contrario".

De la noche a la mañana, tanto Hartmut como muchos otros no podían hacer algo tan simple y cotidiano como visitar a sus familiares o amigos del otro lado de la ciudad. Hartmut era entonces un comunista convencido, pero el Muro de Berlín lo cambió todo:

"Mis parientes en el oeste no eran enemigos, pero yo pensaba que estaban locos. No sabían lo que yo sabía: que la victoria del socialismo era inevitable, con Marx, Engels y compañía", dice Hartmut sarcásticamente. "Esa era mi opinión infantil, hasta aquel 13 de agosto de 1961".

Hartmut tuvo pronto tuvo suficiente socialismo. En 1966 escapó al oeste, cruzando a nado un canal y evitando a los guardias fronterizos durante cuatro horas. Más adelante pasaría varios años ayudando a otros a escapar.




"Me pasé la vida luchando contra el muro", explica nuestro protagonita. "Cuando obtuve mis documentos de la Stasi me enteré de que incluso querían matarme cuando estaba en el oeste. Al final, cancelaron la orden y sigo vivo. Pero aquello me impactó".

60 años después, los restos del muro siguen en pie, recordando a las nuevas generaciones que el extremismo político lo único que consigue es dividir. A las personas, a las ciudades y a los países.

Lara y Emir visitan la capital alemana por primera vez, y por supuesto visitan el muro, ahora muy diferente del de hace seis décadas.

"Está claro que la gente quería irse al oeste, si no, esto no estaría aquí", dice Emir. "Y creo que es genial que un trocito siga en pie, para que no se olvide". Lara, por su parte, recuerda como "ahora sólo queda un pequeño trozo, pero todo esto estaba lleno de soldados armados y alambre de espino. Era mucho peor de lo que se ve ahora, un parque".

60 años después de su construcción, y casi 32 años después de su derribo, hoy el Muro de Berlín es en su mayor parte un horrible recuerdo de un pasado lejano que en ningún caso debe repetirse.

Video de cortesía: