Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

La ONU pide 187,3 millones de dólares para ayudar a Haití a recuperarse del terremoto




Un campo de deportes en la localidad de Les Cayes se está utilizando como campamento temporal para las personas desplazadas por el reciente terremoto en Haití.


Más de la mitad del dinero solicitado, unos 120 millones de dólares, se destinarán a tres partidas: seguridad alimentaria, educación y refugio. De los 183 millones de dólares del llamamiento, el Fondo de Población de las Naciones Unidas solicita 9,2 millones para servicios y suministros de salud sexual y reproductiva que servirán, entre otras muchas necesidades, para atender a las 22.000 mujeres que se calculan darán a luz el próximo trimestre.

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU lanzó este miércoles un llamado urgente para Haití con el que busca conseguir 187 millones de dólares que servirán para proporcionar ayuda vital para más de 800.000 haitianos.

De las 650.000 personas identificadas como necesitadas de asistencia, el llamamiento se centrará especialmente en las 500.000 personas más vulnerables.

Las necesidades humanitarias en la isla caribeña han aumentado rápidamente tras el terremoto de 7,2 grados que sacudió el suroeste de Haití el pasado 14 de agosto, afectando gravemente a los departamentos de Grand'Anse, Nippes y Sud, y tras el paso de la tormenta tropical Grace que causó inundaciones en las zonas afectadas por el sismo.


Antes del terremoto, los tres municipios contaban con 610.000 personas que precisaban necesidades humanitarias urgentes y más de la mitad de ellas sufrían necesidades extremas.

Más de la mitad del dinero solicitado, unos 120 millones de dólares, se destinarán a tres partidas: seguridad alimentaria, educación y refugio.
Unas 22.000 mujeres darán a luz en Haití el próximo trimestre

De los 183 millones de dólares del llamamiento, el Fondo de Población de las Naciones Unidas solicita 9,2 millones para servicios y suministros de salud sexual y reproductiva, y para la prevención y respuesta a la violencia de género.

El organismo de las Naciones Unidas para la salud sexual y reproductiva está especialmente preocupado por los miles de mujeres y niñas adolescentes sin hogar que siguen necesitando urgentemente servicios esenciales de salud, protección y apoyo.

La directora ejecutiva del Fondo, la doctora Natalia Kanem, destacó que la agencia trabajará con el gobierno, los socios locales y la comunidad internacional para garantizar que se priorizan las necesidades de salud sexual y reproductiva y de protección de las mujeres y que se mantenga su seguridad y dignidad."

Para conseguirlo indicó que se desplegarán equipos sanitarios móviles y que el Fondo reforzará las capacidades de más de 40 centros de salud y hospitales que servirán para gestionar complicaciones relacionadas con el embarazo, prestar servicios de planificación familiar y proporcionar apoyo a las supervivientes de la violencia sexual y de género, incluido el asesoramiento psicosocial y la derivación a los servicios adecuados.

Según las estimaciones iniciales del Fondo, se espera que más de 22.000 mujeres den a luz en los próximos tres meses. De ellas, unas 3700 probablemente requerirán cesáreas o sufrirán complicaciones, con consecuencias potencialmente mortales si no se dispone de acceso a la atención obstétrica de urgencia.

La representante del Fondo en Haití, Yves Sassenrath, afirmó que el Fondo ya ha gestionado las urgencias de salud materna y que ha distribuido kits con artículos básicos de higiene como compresas menstruales, jabón y ropa interior, a mujeres y niñas en Les Cayes, al sur de Haití. Además, prevé distribuir otros 3500 kits durante los próximos días y distribuir y equipar ocho tiendas de maternidad temporales.
La solidaridad es necesaria ahora

Inmediatamente después de la catástrofe, los socios de la ayuda, bajo la dirección del Gobierno de Haití, iniciaron una operación de ayuda masiva. Los equipos de búsqueda y rescate, y los equipos médicos, están trabajando para encontrar supervivientes y proporcionar atención médica urgente en zonas de difícil acceso.

"Haití y su pueblo necesitan hoy más que nunca la solidaridad del mundo al enfrentarse a múltiples crisis al mismo tiempo", dijo Bruno Lemarquis, representante de la ONU en el país caribeño, agradeciendo a los países que han proporcionado personal y ayuda hasta ahora.

"En el contexto de esta respuesta, avanzando hacia la recuperación, y teniendo en cuenta las lecciones aprendidas del devastador terremoto de 2010, será absolutamente esencial apoyar y respaldar el liderazgo nacional y los esfuerzos de coordinación, apoyar las capacidades nacionales y locales, los sistemas, los actores económicos, y aprovechar los conocimientos y la experiencia de Haití para una respuesta contextualizada."

La Vicesecretaria General de la ONU, Amina Mohammed, que viajó a Haití la semana pasada, fue testigo directo de la desastrosa situación humanitaria y del dolor y el sufrimiento de quienes vivieron el terremoto.

"La ONU y nuestros socios internacionales necesitan el apoyo de la comunidad internacional para proporcionar suministros vitales que nos ayuden a reconstruir mejor tras esta catástrofe. No podemos ni debemos dejar atrás al pueblo de Haití", dijo en un mensaje de vídeo compartido en su cuenta de Twitter el miércoles.