Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

 Imparcial RD

¿Cómo funciona Blockchain? Te explicamos la tecnología que está transformando las finanzas




La tecnología de cadena de bloques tiene muchas aplicaciones más allá de las criptomonedas

La tecnología de cadena de bloques o blockchain está en boca de todos pero sigue resultando un poco misteriosa para mucha gente. Intentamos explicarlo de forma sencilla.

Cuando se piensa en las cadenas de bloques, probablemente lo primero que viene a la mente es el Bitcoin.

Pero en realidad, la tecnología es extremadamente versátil y tiene un potencial que va mucho más allá de las criptomonedas.

Las cadenas de bloques se han popularizado en los últimos años porque permiten asegurar y verificar todo tipo de datos en una red descentralizada que no puede ser alterada.


La idea se remonta a 1991, cuando dos informáticos, Stuart Haber y Scott Stornetta, propusieron un sistema para proteger las marcas de tiempo de los documentos para que no fuera posible modificarlas.

Satoshi Nakamoto, el misterioso inventor anónimo de Bitcoin, se basó en este sistema y se refirió a los dos científicos en su libro blanco de Bitcoin.

En 2009 desplegó con éxito la primera cadena de bloques pública: la que sostiene Bitcoin.


¿Qué es una cadena de bloques?

En pocas palabras, una cadena de bloques es una base de datos en forma de libro de contabilidad distribuido que utiliza la criptografía para asegurar cualquier tipo de información.

Este libro de contabilidad adopta la forma de una serie de registros o "bloques" que se añaden al bloque anterior de la cadena, de ahí el nombre de "cadena de bloques".

Cada bloque contiene una marca de tiempo, datos y una función 'hash'. Se trata de un identificador único para todo el contenido del bloque, algo así como una huella digital.

Una vez que los datos han sido registrados y verificados en un bloque, no pueden ser alterados. Si hay que hacer un cambio, éste se registra y verifica en un nuevo bloque que se añade a la cadena.

Cada nuevo bloque refuerza la verificación del bloque anterior y, por tanto, de toda la cadena de bloques.

El bloque también contiene el hash del bloque anterior en la cadena. Esta es la columna vertebral de una cadena de bloques pública.

¿Qué son los hashes?

Es la forma en que todos los participantes de una red pública y descentralizada pueden llegar a un consenso sobre cómo se verifica un bloque y se añade a la cadena.

Una función hash criptográfica es básicamente un algoritmo matemático que asigna datos de longitud arbitraria a una salida de longitud fija.

Así, si se quiere representar, por ejemplo, una lista de nombres de distinta longitud, una función hash convertiría cada uno de estos nombres (los datos) en una cadena única de números de longitud fija. Esta cadena de números se conoce como hash.

La función hash devolverá el mismo hash sin importar cuántas veces se introduzcan los mismos datos (el mismo nombre).

Si cambias los datos introducidos, aunque sea ligeramente, el hash cambiará por completo.

El hash se considera una función que sólo funciona en un sentido. Esto se debe a que es altamente inviable -pero no imposible- realizar ingeniería inversa de los datos que producen un hash dado sin una enorme cantidad de poder computacional.

La forma más rápida de adivinar los datos que producen un hash determinado es simplemente adivinar y comprobar, una y otra vez.

En la cadena de bloques de Bitcoin, que utiliza un mecanismo de consenso de prueba de trabajo, los ordenadores de la red participan en este elaborado juego de adivinanzas con la esperanza de resolver el puzzle en primer lugar.

El ordenador con mayor potencia de cálculo, es decir, la capacidad de realizar más conjeturas con mayor rapidez, tiene más probabilidades de ganar la carrera y, por tanto, de verificar el bloque para obtener la recompensa de bitcoins. Es el principio del "minado" de bitcoin, que contribuye a asegurar las transacciones y a crear nuevas bitcoin.
Diferentes tipos de blockchain

Es importante recordar que el blockchain no se refiera a una única base de datos o red. Más bien, es un tipo de tecnología y hay diferentes tipos de blockchain que funcionan de diferentes maneras.

Una cadena de bloques pública, como Bitcoin, permite que cualquiera se una a la red y acceda al libro de contabilidad distribuido.

Una cadena de bloques privada es una red cerrada. Sigue utilizando cierta descentralización y un sistema peer to peer o entre pares, para validar y asegurar datos, pero en general este tipo de red está controlado por una sola entidad y el acceso está restringido a una red definida.

Una blockchain híbrida es una combinación de una blockchain pública y una privada. Este tipo de cadena de bloques permite a una entidad distribuir un libro de contabilidad con algunos datos de acceso público, pero también restringir el acceso a datos más sensibles dentro de la red.

Una blockchain de consorcio tiene similitudes con una blockchain privada. Este tipo de libro de contabilidad está controlado por múltiples entidades en lugar de una sola.

Más detalles en el vídeo del reproductor multimedia de arriba.

Video de cortesía: