Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo


 

RD aboga por mayor cooperación para evitar los conflictos que afectan la paz y la salud



En la 75. ª Asamblea Mundial de la Salud, el Viceministro de Salud Colectiva dijo que “superar la pandemia de COVID-19, no es suficiente por sí misma para contrarrestar las secuelas sanitarias, sociales y financieras que ha dejado y que se prolongan con el actual conflicto Rusia-Ucrania.

Ginebra, Suiza.- El doctor Eladio Pérez, viceministro de Salud Colectiva, en representación del ministro de Salud, doctor Daniel Rivera, acompañó al presidente Luis Abinader a la 75.ª Asamblea Mundial de la Salud, escenario que aprovechó para afirmar que los conflictos bélicos repercuten considerablemente a crear crisis humanitarias y a prolongado las ya existentes como el caso de la pandemia de COVID-19, por lo que se precisa de mayor cooperación y solidaridad para garantizar derechos fundamentales como la paz y la salud.

Indicó que los conflictos bélicos afectan la paz en la región, además de la economía, la política, la estabilidad social de toda la región y generan caos en los mercados globales, incluyendo al sector salud, las cadenas de suministros de medicamentos y alimentos.

“Sin embargo, esta realidad requiere un nivel de cooperación y solidaridad que hasta ahora no se ha visto materializado a pesar de las buenas intenciones, los muchos compromisos. La paz y la salud son derechos fundamentales de todo ser humano, que se interrelacionan profundamente en un sentido común del bienestar y es algo que se debe preservar frente a cualquier otro interés” indicó.

En su disertación, el doctor Eladio Pérez explicó que la pandemia por COVID-19, fenómeno que ha causado estragos en el orden sanitario, político y socioeconómico, planteando importantes retos para los gobiernos a nivel mundial y poniendo a prueba la capacidad organizacional y de respuesta de los sistemas salud, y frente al actual conflicto los países más vulnerables resultan cargaron el peso de las consecuencias.

“Lo cual ha confirmado dos realidades: que la humanidad es extremadamente vulnerable y, que a pesar de las fronteras, e independientemente del nivel de desarrollo económico, social y humano que poseen son interdependientes”

El funcionario manifestó la responsabilidad y empeño que tiene el país en dar respuestas óptimas en el menor tiempo posible a las emergencias sanitarias y en ese orden calificó como “loable” el trabajo que realiza la Organización Mundial de la Salud (OMS) para contribuir a mejorar la salud.

Sostuvo que el Gobierno de la República Dominicana no ha escatimado esfuerzos ni recursos en la respuesta a la pandemia por COVID-19, logrando un favorable desempeño y la garantía de la salud de la población a través de un plan de vacunación gratuito que ha sido exitoso, sumado a medidas sanitarias eficaces, logrando un impacto exitoso ante la pandemia.

Aclaró que “superar la pandemia no será suficiente por sí misma para contrarrestar las consecuencias sanitarias, sociales y financieras que padece el país y la comunidad internacional, especialmente frente al gran impacto que están teniendo los conflictos multidimensionales, que han agudizado la inflación internacional post-pandemia que afecta a todos”

“Desde nuestra perspectiva, como país tenemos la claridad de que no podemos sentirnos ni lejanos ni ajenos a los conflictos que hoy impactan al mundo, y consideramos que para mantener la paz social estamos todos llamados a encontrar soluciones creativas para mitigar el impacto de la inflación y endeudamiento en el que han incurrido todos los Estados miembros, especialmente los países de ingresos medio como la República Dominicana y más aún los de ingresos bajo” enfatizó.

La 75. ª Asamblea Mundial de la Salud comenzó el 22 de mayo y tiene prevista su clausura el 28 del mismo mes. Es la primera Asamblea de la Salud que se realiza de manera presencial desde el inicio de la pandemia de COVID-19.