Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo


 

ASOCIACIÓN DOMINICANA DE LÍNEAS AÉREAS SE OPONE A TRATADO DE CIELOS ABIERTOS CON LOS ESTADOS UNIDOS



Dice país no cuenta con políticas estatales y marco tributario que permita a las aerolíneas competir en igualdad de condiciones.

Expresa que Estados Unidos ofrece incentivos directos y ayudas económicas que incluyen inyección de capital en circunstancias apremiantes.

Santo Domingo, RD.- La Asociación Dominicana de Líneas Aéreas (ADLA) manifiesta su oposición a la firma de un Acuerdo de Cielos Abiertos con los Estados Unidos de Norteamérica, considerando la ausencia de políticas estatales y un marco tributario que permitan a sus asociados competir en igualdad de condiciones y que promuevan el fortalecimiento y crecimiento de la oferta aérea nacional.

“La firma de este acuerdo supondría la minimización de la intervención gubernamental en la designación de rutas, casi único recurso que ampara a las aerolíneas dominicanas permitiéndoles mantener una cuota en los mercados que por naturaleza le pertenecen y donde las condiciones para competir son más favorables que las existentes en comparación con los Estados Unidos, país en el que las aerolíneas operan bajo un contexto impositivo ajustado y en adición reciben por parte de su gobierno incentivos directos y ayudas económicas que van desde exoneraciones millonarias hasta inyecciones de capital líquido como soporte en circunstancias apremiantes” Expresó Omar Chahin, presidente de la entidad.

“El ejemplo más reciente fue la crisis generada por la pandemia, período en el que las líneas aéreas estadounidenses recibieron miles de millones de dólares como paliativo, mientras que las aerolíneas dominicanas, lejos de ser protegidas, fueron obligadas a pagar impuestos aún con ejercicios resultantes en pérdidas” finalizó Chahin.

Por las razones expuestas, ADLA reitera su rechazo a que, en un contexto tan diferenciado, nada competitivo y desproporcionado, se apruebe un Acuerdo de Cielos Abiertos que en el papel procura promover ambos mercados y que, en efecto, no se traducirá en un incremento en las operaciones aéreas desde los Estados Unidos pero que, de facto, puede terminar extinguiendo la industria aérea nacional.

Se recuerda que en numerosas oportunidades ADLA ha reclamado que el transporte aéreo nacional necesita contar con políticas estatales que promuevan el fortalecimiento y crecimiento de la oferta aérea local.