Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo


 

Haití | La epidemia de Cólera, agravada por la desnutrición, derborda a los equipos sanitarios



Archivo: Un niño diagnosticado de cólera recibe tratamiento en un centro de cólera en Anse D'Hainault, Haití

La pandemia de Cólera que vive Haití tiene a los equipos médicos de todo el país desbordados. La escasez de combustible y el control que ejercen las violentas bandas ha dejado aislada a gran parte de la isla y sin acceso a tratamiento.

Hasta la semana pasada, el Ministerio de Salud había registrado 33 muertes por cólera y 960 casos sospechosos, una cifra que Unicef considera muy por debajo de la realidad.
Los niños son los principales afectados

Los principales afectados de esta pandemia son los niños, cuyos sistemas inmunológicos están debilitados por la desnutrición, un problema que, según la ONU, afecta a casi la mitad de la población.

Nadia Pierre, una de las afectadas por esta epidemia, explica el caso de su hijo: "El domingo pasado, cuando me desperté, vi a mi hijo vomitando, tenía diarrea, lo que me obligó a llevarlo a un centro cercano a mi casa. Pero no había ningún médico que lo atendiera. Fue la gente de Médicos Sin Fronteras la que nos llevó a este centro para proporcionarle los cuidados necesarios. Afortunadamente, por el momento, la salud de mi hijo ha mejorado".

La ingestión de agua o alimentos contaminados con la bacteria vibrio cholerae es la principal causa del cólera. Por este motivo, Médicos sin Fronteras considera que lo primordial es garantizar el acceso a agua potable a las zonas controladas por las bandas.


Para Pierre: "La principal razón del aumento de la epidemia de cólera en mi barrio es que no tenemos agua potable y vivimos en una situación precaria."
Regreso del cólera

El regreso del cólera recuerda a la epidemia de 2010 tras el terremoto que asoló el país. Desde entonces, la enfermedad se ha cobrado más de 10 000 vidas hasta 2019.


Pero las condiciones de hoy son diferentes, dijo Sylvain Aldighieri, subdirector de emergencias de salud pública de la Organización Panamericana de la Salud.

"Por ahora, no estamos viendo una explosión (de casos) como la que observamos durante los primeros meses" de 2010, dijo.

Dijo que las autoridades tienen "10 años de experiencia con el cólera" y la clave ahora es "reactivar los mecanismos" que funcionaron antes.