Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo


 

República Dominicana se opone a la cacería de ballena para alimento, durante participación de delegación de Medio Ambiente en la 68 edición de la CBI



Santo Domingo.- El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, en representación de la República Dominicana en la 68ª reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI 68), se unió a un grupo de países que rechaza la cacería de ballenas para alimentación, según propusieron naciones como Antigua y Barbuda, para mitigar los efectos de una posible crisis alimentaria en el mundo.

La delegación dominicana estuvo encabezada por el viceministro de Recursos Costeros y Marinos, José Ramón Reyes, acompañado de la directora de Recursos Marinos, Nina Lysenko, y la directora de Convenios y Tratados internacionales Ambientales, Marisol Castillo.

“No estamos de acuerdo en que se levante la moratoria que se les tiene a las ballenas; ellos la sustentan en la falta de alimentos, mientras que la posición nuestra es que una ballena viva alimenta más personas que una muerta. La temporada de observación de las ballenas da trabajo y activa la economía de la población durante un período de tiempo prolongado; la ballena tiene otras funciones como la de capturar CO2, lo cual equivale a mil plantas capturando el CO2, y además oxigena los océanos”, reveló José Ramón Reyes.


Antigua y Barbuda, Santa Lucía y Palau y algunos países más, alegan que necesitan las ballenas para alimentarse, aunque ninguno de esos países tiene flotas pesqueras, es decir que ellos solo están influenciados por países como Japón.

Otras naciones, como Argentina, Brasil, Uruguay, en representación de los intereses de millones de ciudadanos, indicaron que esperan con ansias la aprobación del Santuario de Ballenas del Atlántico Sur, para dar protección a varias especies y promover uso no letal. Justamente, hay una mayoría de países que quiere proteger y/o restaurar poblaciones de ballenas.

El desarrollo de la agenda de la reunión incluyó una jornada de tres días de los distintos comités de la Comisión Ballenera Internacional. Después se produjo la reunión privada de los comisionados para adoptar los puntos en la Plenaria que se inició el pasado 17 de octubre, donde se abordaron los temas de derecho al voto, enmienda al reglamento sobre el Santuario de Ballenas del Atlántico Sur, el Comité Científico, el Comité de Conservación, las infracciones, entre otros puntos.

Acorde a las estadísticas, durante los últimos 10 años, en la temporada de enero a marzo, más de 500,000 personas han participado en observación de ballenas en el Santuario de Mamíferos Marinos de Banco de la Plata y Navidad (incluyendo la Bahía de Samaná). Esta actividad económica es muy importante para la población en las localidades costeras.


Es oportuno recordar que durante la Temporada de Observación de Ballenas Jorobadas 2022 se superaron las cifras récords registradas en los últimos años, con la visita de 100,336 personas que disfrutaron de esta danza con la cual se perpetúan las especies en las aguas del Santuario de Mamíferos Marinos del Banco de la Navidad.