Periódico Dominicano Libre de Prejuicios; Porque somos Imparcial siendo Objetivo

Imparcial RD

RECOMENDACIONES ANTE EL INMINENTE IMPACTO DE LA ONDA TROPICAL FRANKLIN EN EL TERRITORIO NACIONAL



LIGA MUNICIPAL DOMINICANA

Estimados alcaldes y alcaldesas distritales y municipales:

Como ustedes saben, por su posición geográfica, la isla de Santo Domingo y con ella la República Dominicana, todos los años corre riesgo de ser impactada por fenómenos atmosféricos tales como huracanes y otros eventos de menor intensidad, cada vez más frecuentes como resultado de los efectos del cambio climático, lo que demanda de un involucramiento mayor de los gobiernos locales en las actividades de preparación, mitigación y respuesta, para proteger la vida y las propiedades de las y los ciudadanos

Dado el impacto inminente en el territorio nacional de la onda tropical FRANKLIN, desde la Secretaría General de la Liga Municipal Dominicana les hacemos las recomendaciones siguientes:

▪ Permanecer atento a las informaciones, los alertas y avisos de los organismos correspondientes como ONAMET, el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) y la Defensa Civil

Activar los Comités Municipales de Prevención Mitigación y Respuesta (PMR).

Establecer canales de comunicación con la gobernación, defensa civil, cuerpo de bomberos y otras instancias de la gestión de riesgos en el territorio a bien de tomar las medidas que sean oportunas a su municipio.




Mantener un equipo de vigilancia por posibles inundaciones.

Formar brigada especial de limpieza y organizar operativos de limpieza, poda de árboles que representen riesgos, limpieza de imbornales, alcantarillados, cañadas, en especial en zonas de inundaciones.

Clausurar balnearios, playas, excursiones u otras actividades que pongan en riesgos la salud en los territorios con algún nivel de alerta (verde, amarilla o roja).

Identificar las zonas de riesgos del municipio.

Suspensión de labores municipales y/o actividades no esenciales, si el municipio está en situación de riesgos.

Informar a la población que debe:

Mantenerse todo el tiempo en calma durante el paso del fenómeno y solamente estar atento a la información y orientación oficial de la ONAMET y el COE.

Mantener reserva de agua potable.

Mantener limpio el entorno de la residencia, en especial de escombros y basura acumulada.

Tener disponible un radio portátil, lámparas de pilas y un botiquín de primeros auxilios.

Limpiar las azoteas y sus desagües, así como la calle para que no se tapen con basura.

No dejar solos niños y niñas. Si lo hace, informarlo a sus vecinos.

Que aseguren el reforzamiento de los techos y paredes de las viviendas y las instalaciones de producción y servicios.

Orientar sobre los lugares dentro del territorio que son vulnerables ante el fenómeno.

No cruzar ríos, arroyos y cañadas.

No tocar alambres del tendido eléctrico e informar de inmediato la ocurrencia de problemas en el sistema eléctrico (caída de postes y bancos de transformadores).

Empacar sus documentos personales (actas de nacimiento, escrituras, documentos agrarios, cartillas, etcétera) en bolsas de plástico bien cerradas y en morrales o mochilas que pueda cargar.

Guardar los objetos sueltos (macetas, botes de basura, herramientas, etcétera) que pueda lanzar el viento.

Retirar antenas de televisión, rótulos y objetos colgantes.

Si tiene vehículo, asegurarse del buen estado de la batería.

Procurar un lugar para proteger a los animales.

Evitar transitar innecesariamente para “curiosear” los daños ocurridos, sea en su vecindad o lejanía.

Evitar las áreas comúnmente sujetas a avenidas de agua o a inundaciones repentinas.